EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Obituario

Mely Narváez Rodríguez

A Manuel José Narváez Urbaneja

Manuel José Narváez Urbaneja. Manuel José Narváez Urbaneja.

Manuel José Narváez Urbaneja.

Papá, anoche tuve una pesadilla. Soñé que te morías. Qué tontería más grande, si todo el mundo sabe de tu ilusión por la vida, de tus ganas de aprender, de tu interés por cada cosa nueva, de tu implicación en AEPA, de cómo vives las historias de Algeciras que cuentas.

Qué mentira más grande, papá, pensar que te mueres, cuando vives en cada persona que ayudas, cuando te veo cada vez que miro tu amada Bahía, "¡más bonita que la de Río de Janeiro!". Pero papá, mira cuánta contaminación. Pero papá, mira cuántas fábricas, ¿cómo te puede gustar tanto Algeciras, sin ni siquiera ser algecireño de nacimiento?

Pero uno es de donde se siente. Y papá es gran amante de esta tierra que siente suya. "Aquí le dije yo al alcalde que habría que poner un mirador, desde este sitio hay una vista preciosa de la Bahía".

Quien mira con los ojos llenos de amor, ve belleza en todos lados. Y es que eres puro amor. La mejor persona que conozco, no porque lo digo yo, sino porque lo dicen todos, todos los que te conocemos somos mejores personas gracias a ti.

Eres faro y guía de muchos, ayudas a cualquiera que esté solo, sacas a amigos del pozo de la depresión o de la desesperación que siente alguien con el diagnóstico de una enfermedad crónica (y tú lo sabes bien porque pasaste por ahí). Estuviste sentado en una silla de ruedas y dijiste "saldré de aquí". Y vaya si saliste.

Tampoco conozco a nadie con más fuerza de voluntad y más amor por los suyos, a un padre más entregado. Ni a nadie con más amor por su mujer, ni a una pareja más unida. ("¿Te das cuenta que tus padres siempre mantienen contacto físico?", me dijo una vez una amiga).

Tienes muchos amigos, pero muchos de ellos solo te tienen a ti.

Tu cuerpo se fue directo a la luz, puesto que eso es lo que tú eres, puro amor y pura luz.

Qué tontería papá, soñar que te morías.

Qué tontería papá, porque eres eterno, y porque siempre vivirás en nosotros.

Tu familia que te quiere mucho.

Manuel José Narváez Urbaneja nació en Río Martín, en el protectorado español de Marruecos, el 2 de noviembre de 1946 y falleció el 8 de mayo de 2020 en Cádiz.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios