Al microscopio

El nuevo camino de la FP

Este país tiene solo un 6% de paro en los jóvenes que han cursado Formación Profesional

La nueva ley de Formación profesional, aprobada recientemente en el Consejo de ministros, entrará en vigor el curso próximo. El curso 20-21 se plantea por tanto como un curso puente entre el sistema anterior, con más de 20 años de existencia, y el nuevo, donde las horas prácticas en empresas se llevarán a cabo desde el primer año de estudio. Durante muchos años los estudios de formación profesional se han visto como estudios menores frente a los estudios universitarios. Considerados socialmente como una posibilidad solo para los alumnos menos aventajados en la secundaria, o con dificultades para sacar adelante un bachillerato, son actualmente mucho más demandados. Un millón de estudiantes se han matriculado este año en 150 títulos de 20 familias profesionales. Los cambios en el mercado laboral hacen que estos estudios se presenten como una buena fórmula que permite fácil acceso, a un puesto de trabajo.

Este país ,con un paro juvenil que ronda el 38% el doble de la media europea tiene, sin embargo, solo un 6% de paro, en los jóvenes que han cursado formación profesional. Los estudios de FP permiten continuar después a la universidad, o incorporarte al mundo laboral ,son de corta duración y con muchas horas de prácticas, presentándose, por tanto, como una opción atractiva para los estudiantes. Desde el curso 17-18 la demanda hacia los estudios de formación profesional ha aumentado un 20% , un 25% para los ciclos de grado superior. .

La nueva ley de formación profesional fomenta competencias que favorecen la empleabilidad y son varios los sectores que demandan algunas de sus especialidades como Informática y Comunicaciones, Sanidad, Comercio y Marketing y Servicios Culturales y a la comunidad. La llamada FP Dual, ya en marcha en Andalucía y en otras CCAA, combina el contacto directo con la empresa, que se convierte también en centro formativo. Esto, unido la enseñanza en su propio centro educativo, permite al estudiante formarse en un entorno real de trabajo.

Este modelo de enseñanza está inspirado en la formación profesional alemana, donde tradicionalmente, las empresas se implican en la formación práctica de los estudiantes, a los que ven como sus posibles trabajadores.

Sin embargo, las plazas de FP dual en España son todavía insuficientes y necesitan del empeño personal de un profesor que gestione un plan de estudios y busque empresas donde los alumnos puedan cubrir sus expectativas. Según indicaciones de la OCDE los países con programas de FP bien estructurados son más efectivos contra el desempleo juvenil.

Ahí lo dejo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios