El "monitoreo" de Picardo

Es tal la sumisión cerca de la verja que no les ha llegado el efecto de los planes de desarrollo

La entrevista de la ministra González Laya con Picardo, éste tocado de mascarilla a lo botellón, no es un error diplomático ni una torpeza casuales sino un logro más de la estrategia de supervivencia del Gobierno de la colonia. Como también lo es el rechazo de la Comisión Permanente del Congreso a que la ministra dé cuentas del dislate. El contencioso es tan viejo, que a la ignorancia adquirida de muchos se une su escasa familiarización con la realidad objetiva, cuando no la ceguera inducida al dictado y asumida sin el menor espíritu crítico; los hechos -como el de que jamás España cedió la soberanía- no cuentan para ellos, ni las voces no comprendidas en lo que en Convent Place llaman "monitoreo de medios", que lo es de todo lo que se mueve en Corea de Norte, como llama Picardo a España.

El oscuro capitalismo de la república de bufetes, que es Gibraltar, está bien visto por la izquierda española. Si no fuera por el PSOE y sus connivencias, hace tiempo que las servidumbres con la colonia serían un mal recuerdo. Y si no fuera por el "monitoreo", Gibraltar sería un asunto de Estado y no una cuestión ligada a la política de partidos, que para la izquierda responde a una lógica inasumible: mantener su singular economía para que no afecte a la dependencia que tiene de ella la comarca. Es tal la sumisión cerca de la verja que no les ha llegado el provechoso efecto de los planes de desarrollo elaborados y aplicados en los pasados años sesenta, únicas actuaciones de su naturaleza que se han llevado a cabo desde entonces, y que han dotado a la comarca de una infraestructura industrial y portuaria de las más prósperas de Europa.

Parece que en La Línea no hay nada que hacer. Es pues natural que Picardo se aproveche de ello. Él sabe que ahí tiene una mano de obra dócil e indefensa y que está administrando una población con la que el Reino Unido justifica la existencia de una base militar silenciosamente compartida con el primo americano, que admite riesgos nucleares incontrolados y que casi le sale gratis gracias a la permisividad que tanto el Reino Unido como España mantienen con su estructura económica y financiera. Alguien muy cercano al agujero negro yanito me comentó en su momento, que en el "monitoreo" se invirtieron entre junio de 2013 y junio de 2014, 540.000 euros, y es de suponer que con las necesidades imperiosas que ahora sufre la colonia, esa cifra será una mera aproximación a la de hoy día.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios