Crónica Levantisca

J. M. Marqués Perales

jmmarques@diariodecadiz.com

Sobre el falla

De nada le ha servido a Susana Díaz el apoyo al alcalde de Podemos ni la conversión de Cádiz en faro de las alternativas

Susana Díaz visita Cádiz el miércoles próximo, se reúne con el alcalde, José María González, Kichi, a quien los socialistas apoyaron con tal de quitar a Teófila Martínez de enmedio, aunque la cántabra mantiene al PP en vilo porque no revela si volverá a presentarse a las municipales. Si fuera por el PP, ya se hubiera procedido al relevo, pero a la anterior alcaldesa no hay quien le sople porque lleva ganando las elecciones desde 1995 aunque, como todos sabemos, nadie le votó nunca. De Íker Jiménez. Los valientes comparsistas del Falla -no confundir este carnaval con el de la calle ni con los otros géneros- sólo osaron lanzarle sus alambicadas letras cuando ya no mandaba. Bueno, sí; algunas veces le afeaban la cara y el teñido del pelo: medalla al mérito militar por el arrojo demostrado en acto de servicio. Ole mis valientes.

De nada le ha servido a Susana Díaz el apoyo al alcalde de Podemos, facción anticapis, ni la conversión de Cádiz en faro de las alternativas porque lo que vienen afeándole las comparsas en este concurso del Falla es el abrazo del PSOE a la investidura de Mariano Rajoy. Traidora es poco. Oí con suma atención una de las letras críticas, pero perdí el hilo de los versos porque me obnubilé a causa de los destellos del disfraz de pierrot gótico de sus componentes, más cursis que un adagio y que el afán con el que Ángel León explica la luminiscencia de su tortillita de placton. Pura poesía. En definitiva, que los aedos de la calle le arrojaron algunos de sus ripios como Spiriman le echa 40.000 granadinos a la calle en contra de la fisión hospitalaria. ¿De quién sería la idea, Susana?

Cuentan que quien no es cantado, criticado o alabado en el Falla es como si no existe; es decir, que Juanma Moreno nunca será objeto de uno de los sonetos de estos herederos de Quevedo, aunque Bonilla rime con Nocilla como otro autor sevillano, el de las habaneras, puso de moda en tiempos pretéritos. En eso gana Susana Díaz, es popular en cuanto que es conocida, pero quien presume de izquierda le afea la destitución de Pedro Sánchez. En eso coinciden con los resultados de la encuesta del Egopa, en el que se indica que la presidenta es más popular entre las ideologías de derechas que entre las de izquierdas, aunque sus votantes le aprueben. El pulso del Teatro Falla no es definitivo, pero su aroma sí es indicativo, cantan lo que han oído, el tremendo error que se cometió entonces lo reveló Javier Fernández: no se explicó, nadie explicó, qué es lo que debían hacer por miedo a perder un congreso.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios