¡Oh, Fabio!Miki&DuarteCrónica personal

Luis Sánchez-Moliní pilar cernuda

Una cruzEsta encuesta sí apetece

Mucho más inteligentes que la alcaldesa de Aguilar fueron aquellos curtidos rojos que afiliaron a San Antonio a la UGTAunque lo desmienten todos, el objetivo de PSC y ERC es formar un tripartito con En Comú-Podem

El derribo de la cruz del llanito de las Descalzas de Aguilar de la Frontera (Córdoba) es un ejemplo más de que una parte de la izquierda, por lo general la que habita más allá del PSOE, aún no ha comprendido las profundas relaciones del pueblo español (y especialmente el andaluz) con los símbolos cristianos. Sí lo han hecho algunos como José María González Santos, Kichi, a quien no se le cae ningún anillo de regidor por penitenciar tras el Cristo del Nazareno de Cádiz, consciente de que dicha imagen representa mucho más a su pueblo que toda la casquería guerrillero-revolucionaria de los Che o los Lenin. Pero Kichi, para lo bueno y lo malo, es un verso suelto que actúa a rachas violentas y desconcertantes, como el levante de su bendita tierra gaditana.

Quien sí entendió bien que nunca podía ser un objetivo a batir aquello ante lo que tu pueblo se postra fue el PSOE andaluz de la Transición. Ya lo dijo Carmen Calvo en una frase tan desconcertante como cierta: "Los rojos, antes, quemábamos la iglesias, pero hoy las restauramos". Es un avance importante y de agradecer. Por eso es tan fácil ver a las autoridades socialistas -para escándalo de los comecuras y los nacionalcatólicos- integradas en los desfiles procesionales en Andalucía. Ninguna contradicción puede suponer para un político mostrar respeto institucional por la figura de un hombre justo que para muchos es el hijo de Dios o por el madero en el que fue torturado y ejecutado. Lo contrario, el desprecio y destrucción de ese símbolo, el que muchas madres andaluzas trazan en la frente de sus hijos para bendecirlos y espantar el mal fario, sólo delata una mente política sectaria y virulenta. Más inteligentes y sensibles fueron aquellos curtidos rojos huelvanos que afiliaron a San Antonio Abad a la UGT. El patrón es compañero, y punto.

Dice la alcaldesa de Aguilar de la Frontera que la retirada se ha hecho en cumplimiento de la ley de memoria histórica. Falso, porque este símbolo, como en tantas otras localidades de España, fue despojado hace ya mucho tiempo de los elementos que podían identificarlo con el bando ganador de la guerra. Fue resignificado, como se dice ahora. Pongo como ejemplo la cruz de los caídos de Villafranca de los Barros, en la plaza del Altozano, dedicada ahora a todos los españoles que perdieron su vida en alguna guerra. Hoy pasean a su sombra ancianos y niños sin la menor discordia. El gran fracaso de esta iconoclasta y desconocida política cordobesa reside en haber convertido un símbolo que podía unir a sus vecinos en una nueva batalla guerracivilista que, además, ha ofendido gravemente a muchísimos españoles. Enhorabuena, alcaldesa.

LAS encuestas no suelen acertar mucho en España, se las utiliza sobre todo como base para la tertulia política y para la especulación. Sobre todo las del CIS, que según todos los expertos cuenta con un equipo profesional de primera categoría, pero que ha perdido su credibilidad con Tezanos.

El último trabajo se ha dedicado a las elecciones catalanas, que no sólo afectan a Cataluña, sino a toda España; son elecciones de la máxima relevancia que se celebran el 14 de febrero si el TSJC no dice finalmente lo contrario. El resultado del barómetro es tan bueno para los que defienden España y su Constitución, que, esta vez sí, apetece tomárselo en serio. Otra cosa es que acierte o que, como en ocasiones anteriores, el CIS barra para casa y el resultado final no tenga nada que ver con lo que preveía.

Si se confirma que el PSC gana las elecciones, entonces habrá que felicitar a Sánchez, y sobre todo a Iceta, promotor de la idea, por proponer a Illa como candidato a la Generalitat. Salvador Illa no está llevando bien la gestión del Ministerio de Sanidad, ni es un político con carisma, ni provoca pasiones, pero lo que sobra en Cataluña es pasión. Illa aporta, sin embargo, seriedad, serenidad … y respeto a España y a la legalidad, que es justo lo que le falta a los independentistas.

Aunque lo desmienten todos, el objetivo de PSC y ERC es formar un tripartito con En Comú- Podem, y todo indica que por ahí van a ir los tiros. Pero no es lo mismo un tripartito con Aragonès de presidente, que con Illa de presidente, y además a Ana Colau y sobre todo a Pablo Iglesias se le bajarían mucho los humos si se confirma que su formación sufre un importante retroceso.

El barómetro del CIS no tranquiliza al PP ni a Ciudadanos. El partido de Arrimadas sufre un bajón monumental, porque Cs ganó las anteriores elecciones; y Vox supera en votos y escaños al PP, aunque Casado y su candidato, Alejandro Fernández, incrementan algo el número de escaños. Para el PP sería letal ese sorpasso pues significaría que Casado se equivocó al romper amarras con Vox sin volcarse después en potenciar el elemento centrista de su discurso.

La encuesta del CIS, que apenas tiene credibilidad pero permite especular, recoge algo que se advierte a poco que se viaje a Cataluña: crece el número de catalanes que se sienten españoles y catalanes, bajan los que se sienten sólo catalanes y se mantienen igual los que se sienten sólo españoles. No es mala noticia. Lo que pasa es que las encuestas del CIS no son creíbles. Ojalá ésta sea la excepción que confirma la regla.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios