El aleteo de la mariposa

Ese peón de asamblea quisiera ser tirano y se va a enrocar en su ego sin poder llegar a serlo

Explicar con cierto rigor y de forma inteligible el llamado "efecto mariposa" no es fácil; requiere espacio y exige en el lector un bagaje cognitivo poco común. Su fundamento es matemático, del ámbito de los sistemas dinámicos, y estuvo muy de actualidad en los años sesenta. La expresión parece proceder de un viejo proverbio chino y alude a una situación inesperada, caótica e imprevisible en todo caso, que se produce en un sistema a consecuencia de una pequeña perturbación inicial. Lo que está pasando ahora en la política española es un buen ejemplo. Tres sujetos, en Murcia, no se dieron cuenta de lo que firmaban, ni sus mentes estaban preparadas para el discernimiento, generando decisiones de gran trascendencia más allá del círculo inmediato en el que se produjeron sus actuaciones.

Hay en el desarrollo de los acontecimientos oscurantismo, falsedad, incompetencia, frivolidad y una actitud en la clase política que induce a pensar que los ciudadanos en su conjunto, en su inmensa mayoría, no son para ese colectivo, más que el medio para sus fines. Mientras que en Murcia, por el mismo procedimiento que se produce el temblor se reduce su efecto -do ut des-, en Madrid se aprovecha la ocasión para sacudirse una falsa complicidad y en el Gobierno, un elemento perturbador del sistema encuentra su oportunidad para zafarse, sin dar pistas evidentes, de algo que le incomodaba. Una idea de la naturaleza de las cosas que están sobre el tapete la da el hecho de que un adlátere, el murciano García Egea, pasase en unas horas de ser cabeza de turco para el patíbulo, cuando el PP hacía aguas en su tierra, a héroe de la oligarquía y de las masas del partido cuando lograba comprar un par de voluntades.

La mariposa aleteó y plegó sus alas con el do ut des, pero sus efectos llegaron hasta Ciudadanos, que no contaba con que, siendo el centro un punto, su dimensión es cero. UCD, CDS, UPyD y otros pequeños brotes le precedieron en la marcha hacia el atractor de ese agujero negro. Cs iba a ser socialdemócrata en lo social y liberal en lo económico, no fue lo uno y ha terminado por no ser lo otro a causa de las malas compañías. En su ya inevitable reducción a la nada va a acompañarle una monumental pifia, la que veo llegar de la mano de ese peón de asamblea, de barbilla de imberbe y coleta, que quisiera ser tirano y, machito de damas, se va a enrocar en su ego sin poder llegar a serlo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios