EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

En Vox baja

¿Se aplican los mismos criterios para juzgar a Vox y al resto de los partidos o no?

Que lo de Vox iba en serio uno lo empieza a comprender más tarde. Antes de Vox, yo podía ser de derechas e, incluso, reaccionario sin problema ninguno. Era una rareza cultureta, como militar en el partido de Dante o sostener el criptocatolicismo de Shakespeare. Cuando Vox comenzó a clamar en el desierto, las cejas se levantaban y, a medida que se acercaba al oasis de la representación parlamentaria, las mandíbulas se apretaban.

Ahora que los votos de Vox resultan decisivos en numerosas instituciones, empezando por la Junta de Andalucía, los más amigables me aconsejan en voz baja que deje de una vez de hablar de política y me centre en la lírica, y los menos amigables me paran desde lejos por la calle a reñirme por la división de la derecha. Lo curioso, si nos fijamos, es que todos hablan de Vox, como es lógico, porque tiene un llavero pequeño, pero con muchas llaves. De lo que se deduce que de Vox no se puede hablar, no, jamás…, si se hace con mesura. De lo contrario, sí, por supuesto, como salta al oído.

Sin embargo, alguien tendrá que decir que su negativa a aprobar los presupuestos andaluces es lógica como un silogismo aristotélico. Los presupuestos no recogen nada de lo que Vox pactó con el PP para el acuerdo de investidura andaluz. Nada. A cualquier otro partido que no fuese el de Abascal, ¿quién le estaría exigiendo que apoyasen unos presupuestos que presumen, como se ha hecho, de ignorar una a una sus pretensiones? Ciudadanos diciendo en voz alta que el acuerdo con Vox era "papel mojado" y el PP riéndose por lo bajini del papel que habían hecho los de Vox apoyándoles no son los mejores cimientos para ningún acuerdo, ¿o sí?

También está la lectura en clave nacional, que, cómo no, se aprovecha para afear a Vox que haga esta enmienda a la totalidad mirando de reojo el pulso por los pactos. Se le afea al partido de derechas las mismas gracias que se le ríen a los demás. ¿O acaso los otros no hablan a troche y moche de exportar "un pacto a la andaluza"? Sin remedio, la política andaluza ha ganado un papel paradigmático en la nacional, y estaría mal quejarse de esto si nos hemos lamentado de que no teníamos el protagonismo que nos correspondía por tamaño y peso.

Hoy se considera un partidismo salvaje y casi intolerable pedir en voz baja que se apliquen a Vox las mismas reglas del juego y criterios análogos que al resto de los partidos. Otro motivo para hacerlo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios