EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Para el próximo día 19 de febrero, domingo, hay convocada una manifestación en Cádiz en defensa de la Sanidad pública. Jamás se ha visto, como ahora, una preocupación tan grande en la ciudadanía por el deterioro de este servicio público. El dato es aún más llamativo porque muchos, entre los que me incluyo, hemos presumido de tener un servicio bastante bueno y que había evolucionado mucho en las últimas décadas.

Pero lo cierto es que en los últimos años, a raíz de los recortes, el deterioro ha sido grande, excesivamente grande y los ciudadanos en su contacto diario con los ambulatorios y los hospitales lo han sentido. El deterioro se ve y, además, de forma evidente.

Lo primero que llama la atención es el desencanto de uno de los principales valores de cualquier empresa, sea pública o privada, y es el desencanto de personal. Basta tener una pequeña conversación con ellos para que, de inmediato empiecen a contar sus "calvarios", la falta de material o como no dan abasto para satisfacer las demandas. Además se quejan de que "somos los que damos la cara y las broncas nos las comemos nosotros".

Pero no sólo el personal es el que aparece desencantado, sino que las propias instalaciones dejan ver la situación de falta de inversiones. En el hospital de Puerto Real hay habitaciones con tres camas, unas condiciones en las que es muy difícil garantizar la paz que necesitan los enfermos para recuperarse. Es fácil encontrarse con maquinaria que parece más bien de guerra, reparada con esparadrapos para que pueda seguir funcionando. A eso hay que unir las colas en los servicios, la acumulación de personas en cualquier consulta o los retrasos en las citas.

Todo esto genera en los usuarios una gran sensación de desconfianza, de intranquilidad y de ahí las movilizaciones que se están produciendo. En el caso de Cádiz, además, lideradas por una persona cuya defensa de la sanidad pública está más que demostrada, el doctor Antonio Vergara.

Los ciudadanos necesitamos que la Junta de Andalucía demuestre con hechos la apuesta por la Sanidad pública. Deben tomar medidas. En los últimos años la gente no se ha visto respaldada por los políticos que ha elegido. Sería una tremenda metedura de pata por parte de la administración andaluza volver a caer en el mismo error. Tienen una oportunidad para demostrar que son sensibles a las demandas de los cuidadanos, que son sus representantes y no los del gran capital, demuestrenló tomando medidas para que volvamos a sentirnos orgullosos de nuestra Sanidad pública.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios