EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Ojo de pez

Pablo Bujalance

pbujalance@malagahoy.es

Querido Peter

Lo que persiguen quienes piden 'libertad' en Cataluña es la exclusión de quienes no piensan como ellos

Tú no lo sabes, pero descubrí tu canción In your eyes en mi adolescencia, un par de años después de que la publicaras en aquel So del 86, y desde entonces la he llevado conmigo a todas partes, como un escudo de armas. Hasta entonces no habías compuesto muchas canciones de amor, pero te desquitaste con un verdadero himno al amor incondicional, el que trasciende el amor romántico hasta convertirse en algo mucho más grande, incluso eso que podríamos llamar Dios ("En tus ojos / veo la puerta a mil iglesias", cantabas). Creo que desde Beethoven nadie había puesto música al espíritu de fraternidad con semejante altura. Por eso, la primera canción que le regalé a la mujer con la que llevo casi quince años casado fue In your eyes, y desde entonces ha sido, y es, nuestra canción. Veo ahora que, tras manifestarte a favor de la independencia de Cataluña, has cedido tu canción, con toda tu carga de razones, para una nueva versión en la que se reclama la libertad de los presos políticos. Es algo que va contigo, siempre has pedido la libertad de los presos de conciencia. Y coincido contigo en muchas cosas: la primera, en que esas personas, o al menos las que pertenecen a la sociedad civil, no deberían haber pasado tanto tiempo en prisión preventiva. Pero déjame que te cuente una cosa.

No sé si te servirá de algo saber que durante no poco tiempo he sido voluntario en Amnistía Internacional, cuya causa abanderaste hace muchos años, y que también he trabajado para la liberación de presos de conciencia. En todo caso, me atrevo a llamarte la atención sobre el hecho de que quienes piden libertad en Cataluña, que no constituyen (por mucho que se empeñen), una mayoría social, lo que persiguen es, esencialmente, la exclusión de quienes no piensan como ellos. La consideración de extranjería para sus adversarios ideológicos. Su causa no es la independencia de un Estado, sino el anhelo de librarse de la gente que no les gusta, ya sea por sus convicciones, sus orígenes o el idioma en que prefieren expresarse. Tenías otra canción mucho más apropiada para este caso, Not one of us: "Sólo es agua / en la lágrima de un extranjero". En alguna ocasión explicaste que Not one of us trata sobre cómo algunos grupos humanos se refuerzan excluyendo a otros. A poco que mires por tu cuenta, comprenderás que justo esto es lo que sucede hoy en Cataluña.

Yo seguiré escuchando In your eyes como siempre. Pero convendrás en que ciertas decisiones desafortunadas de un Gobierno español no pueden justificar que se deje de considerar catalanes a quienes quieren seguir siendo españoles. Con afecto.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios