El Algeciras CF cosechó en el Nuevo Vivero su primera derrota ante un Badajoz CD que está hecho para intentar ascender a Segunda división con una buena base de la temporada pasada de jugadores que se metieron en play-off y con unos fichajes con experiencia y calidad demostrada incluso en superior categoría.

Pero este Algeciras tiene las ideas muy claras, su filosofía de juego no la va a cambiar juegue contra quien juegue, y en un campo con 8.000 personas y contra un equipo como el que hemos hablado de los que van a estar arriba, planteó un partido de tú a tú. El buen hacer de los rojiblancos, como siempre con una presión muy alta, con jugadores muy dinámicos, con buen manejo de balón, puso en bastantes aprietos al cuadro local, aunque el Badajoz también mostraba su buen hacer y creaba peligro. En definitiva, fue una primera parte muy competida donde quizás el Algeciras CF mostró algo de más peligro en el área rival.

La segunda parte siguió por los mismos derroteros hasta que se pasó del posible 0-1 al 1-0. El Algeciras perdonó hasta en dos ocasiones al cuadro local, con dos buenas jugadas culminadas sin fortuna por Domínguez y Antoñito, y a reglón seguido en una llegada del Badajoz su delantero Gorka Santamaría no perdonó.

Este gol lo acusó un poco el Algeciras, que en una pérdida a la salida del balón la hizo buena Héber Pena para conseguir el segundo en el marcador y poner las cosas muy difíciles para el Algeciras, que como siempre tiró de orgullo y consiguió el gol del honor y puso en los últimos minutos en aprietos el resultado final del partido.

El Algeciras ya sabe lo difícil que es esta categoría, en la que cualquier fallo se paga muy caro y hay que trabajar mucho los partidos para conseguir algo positivo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios