Al microscopio

El Mar Menor, la laguna que agoniza

Este espacio natural de gran importancia ecológica pasa por momentos difíciles, una vez más

Es probable que mi origen cartagenero, o tener un yerno murciano, haya despertado en mí el interés por la situación actual de un lugar que forma parte de mi infancia y adolescencia, el Mar Menor. Este espacio natural de gran importancia ecológica pasa por momentos difíciles, una vez más. A través de los medios de comunicación nos han llegado en este pasado agosto imágenes de miles de peces muertos por anoxia, en un ecosistema que agoniza con sus aguas en permanente estado de eutrofización. Esto quiere decir que el crecimiento exagerado de fitoplancton, por el aporte continuo de nitratos y fosfatos procedentes de la agroindustria, ocasiona una disminución de oxígeno en el ecosistema con consecuencias fatales para otros organismos. Las altas temperaturas del verano hacen el resto.

Fernando Valladares, investigador de reconocido prestigio que pertenece al CSIC(Consejo Superior de Investigaciones Científicas), es enormemente crítico con esta situación. Él cuenta, en un artículo publicado también el pasado agosto, que el Comité de Asesoramiento Científico del Mar Menor, al que considera falto de independencia respecto a las autoridades políticas de la zona, ha achacado la enorme mortandad de peces a la ola de calor sufrida en esos días. La Asociación Meteorológica del Sudeste considera, sin embargo, perfectamente normales las temperaturas de aquellos días para la laguna. Científicos del Instituto Español de Oceanografía, pertenecientes a dicho comité, han dimitido por la falta de objetividad y rigor de este.

La reconversión de la agricultura, detener los vertidos de la agroindustria y de las desaladoras o reducir la sobreexplotación del trasvase Tajo -Segura y de los acuíferos, son algunas de las medidas necesarias para poder recuperar este ecosistema degradado por la acción humana,(no olvidemos tampoco los excesos urbanísticos) y dejado de la mano de Dios durante demasiados años.

Como en otras muchas ocasiones la movilización social se impone ante la inacción política. La plataforma SOS Mar Menor trabaja para conseguir medio millón de firmas que permitirá llevar al Parlamento una proposición de ley para dotar al Mar Menor de derechos. La laguna salada más grande de Europa podrá por tanto tener una personalidad jurídica que la defienda, ya que quienes son responsables de hacerlo sucumben a otros intereses. Y que esto ocurra por primera vez en Europa da mucho que pensar sobre quienes protegen el futuro de nuestros mares. En octubre acaba el plazo, y es urgente completar esas 500000 firmas que les exige la legislación actual. La web ilpmarmenor.org indica los 400 puntos de firmas por todo el país. Apoyemos por tanto esta iniciativa, que llevan a cabo cientos de voluntarios. Sin más interés que salvar el Mar Menor.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios