Los proyectos que se fraguan a fuego lento suelen ser los más interesantes. Aquellos que parecen ya predestinados porque todo rueda a su favor, esos en los que la energía nunca se mueve a contracorriente, esos que nacen de forma tan natural que parecen improvisados pero que de improvisación nada tienen porque todos los astros se fueron alineando para que la esencia de la idea germinase y brotara.

Y este proyecto que tan importante es para la villa de Los Barrios se inicia, no en una mesa de despacho sino en un cumpleaños. Una amiga común hace que dos mujeres que se conocían de toda la vida pero que nunca habían profundizado comiencen a hacerlo en una terraza en plena celebración. La fuerza del destino ya tenía preparado este encuentro. Y claro, qué conversación va a unir más a dos mujeres que la de hablar de sus hijas… a fin de cuentas son ellas las que vinieron a enseñarnos por mucho que la sociedad se empeñe en que somos las madres las sabias. Y más tarde, cuando ya habíamos aireado aspectos importantes de la crianza y al ver que eran muchos los puntos en común que entre nosotras existían y que también los tenían nuestras hijas y como la tarde empezaba a caer y el sol con ella y en la terracita se estaba tan a gustito y las tartas estaban tan ricas y la música en directo era tan divertida… pues nos dio por empezar a interesarnos un poco más la una por la otra y descubrimos que trabajábamos con un mismo objetivo y que, sin duda, éramos complementarias. Fue en esa terraza festera donde se plantó la semilla.

El siguiente paso era convencer a "la jefa" de que Carmela Berrocal y su Biodanza eran un complemento perfecto para el proyecto que un año antes yo había iniciado en el pueblo a través de Asuntos Sociales con un taller de creatividad y autoconocimiento. La reunión la tuvimos las tres bajo un mandarino y "la jefa", Sara Lobato, que es una visionaria, supo captar rápidamente el beneficio de la propuesta. Fue, rodeadas de la calma de la naturaleza, donde empezó a germinar el proyecto.

Cuatro años después, hemos conseguido crear en Los Barrios algo pionero: un círculo de mujeres biocreativas donde compartir, aprender y crecer. El jueves 7 de junio a las 20.00 horas en la Casa de la Cultura de Los Barrios te invitamos a la clausura de este año y así nos conoces.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios