Lotta Continua

Doctrinarios en las aulas

Controlar al profesorado es un ataque frontal contra la Democracia y sus bases

Una sociedad sin esperanza de futuro se aferra a bastiones frontales contra todos, ante el desespero da igual: ¿Por qué no probar el peligro? El triunfo progresivo de la demencia irracionalista nos lleva irremisiblemente a ir asumiendo claudicaciones como males menores, eso que decía Marx de la falsa ideología o superestructura, que en realidad no es más que el reflejo de la situación económica y no una posición defendida y consciente.

La derecha española debería tener miedo. Porque en realidad le llega más peligro desde la extrema derecha, con todos sus perejiles arcaicos de orgullo tradicionalista-católico, antisemitismo y todo adobado con xenofobia y antidiversidad, que del perroflautismo o los nacionalismos que tanto critica. Su cortoplacismo (e incapacidad política) les lleva a tensar el debate igualando extremismos para poder justificar su acceso a los tronos apoyándose en estos grupos contrarios a la Constitución y a nuestro Estado de Derecho.

Pactar gobiernos con estas tendencias es meter la triquina en nuestro músculo democrático, y esto es acabar con sus esencias. La democracia no se discute, o se afina y mejora o no es tema de debate, porque, como ocurre con los Derechos Humanos, ésa es la base para convivir sin miedos ni censuras o autocensuras.

Por malas que sean las Leyes Educativas, si han salido del Congreso y han pasado la revisión de los órganos legales competentes, cabe discutirlas y hasta derogarlas llegado el caso, pero una cosa es la decadencia del Sistema Educativo y otra sus consecuencias.

Al final de toda ley hay un cuerpo de funcionarios docentes plural en todos los sentidos que ya se las arreglará para que se cumpla con la mejor intención posible. El debate está en el Congreso y otros foros, controlar al profesorado es un ataque frontal contra la Democracia y sus bases, y se llame "pin parental", "adoctrinamiento" o con cualquier otro eructo ingenioso pseudoculto, los partidos exentos de programas sectarios deberían unirse para que estas propuestas no lleguen jamás a un aula...

Hay que recordar que si no con esta gente, con el anverso de esa Jano fascistoide ya han pactado populares y los casi extintos "ciudadanos", y que en Andalucía hay elecciones pronto: o lo tenemos claro o habrá que ir limpiando cunetas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios