Divulgar ciencia en Latinoamérica

Necesitaremos más que nunca vocaciones científicas y que chicos y chicas se sientan atraídos por la Ciencia

Hace ya tres años que los primeros equipos de profesores y alumnos latinoamericanos aterrizaron en la Feria de Ciencia en Algeciras. Fue una magnífica experiencia con la que todos disfrutamos compartiendo no solo Ciencia, sino también otras culturas que, aunque diferentes y diversas, sentimos muy cercanas al unirnos un idioma común.

Aquellos primeros equipos vinieron de la mano de la Sociedad Latinoamericana para la Ciencia y la Tecnología (Solacyt) una red de divulgación de la Ciencia que nació en Méjico en 2002 y que hoy cuenta con delegaciones en Brasil, Perú, Ecuador, Bolivia, Colombia y, hace pocos días, también en España. Me ha tocado el papel de crear puentes entre la Red de ferias de la Ciencia y la Innovación de Andalucía (Fundación Descubre) y Solacyt, asumiendo la Delegación de esta entidad en nuestro país. Sus objetivos están claros: "fomentar la ciencia y la tecnología en los estudiantes y docentes latinoamericanos a través de la capacitación, elaboración e implementación de materiales didácticos, así como el desarrollo de concursos, ferias y seminarios entre otras actividades". Sus concursos de robótica y computación, divulgación científica, ciencia y tecnología, cuentos científicos o emprendimiento, convocan a cientos de estudiantes y profesores, y de estos eventos salen equipos para participar en otras convocatorias internacionales como, por ejemplo, nuestras Ferias de Ciencia. Este pasado verano pusieron además en marcha la Red Iberoamericana de Clubes de Ciencia, en la que se encuentran inscritos más de 100 clubes de 11 países latinoamericanos, entre ellos España.

Soy siempre partidaria de sumar esfuerzos en esta tarea, a veces poco valorada por las autoridades educativas, de la divulgación científica. Necesitaremos más que nunca vocaciones científicas y que chicos y chicas se sientan atraídos por la Ciencia para llegar a ser adultos capaces de abordar los problemas de la humanidad en este siglo XXI. Los expertos nos advierten que estará dominado por las catástrofes naturales (o como dice un investigador amigo, las "catástrofes sociales", por la influencia antrópica que muchas veces tienen) unidas probablemente a otras pandemias.

Hace solo unos días la titular del Ministerio de Educación, Isabel Celaá, presentó el nuevo curriculum escolar que dirigirá la enseñanza a partir del próximo curso: un enfoque competencial y no memorístico con un aprendizaje interdisplinar y por proyectos. Una magnífica noticia para todos aquellos que desde hace ya bastanes años intentan enseñar Ciencia "de otra manera".

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios