Tribuna libre

José Ignacio Landaluce

Alcalde de Algeciras

Carta abierta al ministro de Justicia

El alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, expone en una carta abierta al ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, las demandas de la ciudad para esta materia. Europa Sur les ofrece en exclusiva la misiva

El Palacio de Justicia de Algeciras. El Palacio de Justicia de Algeciras.

El Palacio de Justicia de Algeciras.

Querido ministro:

Para todos los gaditanos es un orgullo que en el Consejo de Ministros se siente alguien que conoce tan a la perfección la provincia de Cádiz como tú, puesto que en ella cursaste tus estudios de Derecho, tu doctorado y ejerciste profesionalmente como magistrado-juez. Por eso, nadie mejor que Juan Carlos Campo Moreno para estar al frente de una cartera tan fundamental para la ciudadanía como es la de Justicia, algo que prácticamente todos requerimos en alguna ocasión, pero que a veces, al igual que el destino, es sumamente caprichosa.

Pero a veces, querido ministro, conocer a la perfección un territorio tan particular y peculiar como es la provincia de Cádiz no es sinónimo de efectividad, ni de que las cosas se hagan bien. Y si dentro de la amplia extensión de nuestro ámbito provincial hay una zona concreta que es más singular que las demás, sin lugar a dudas esa es la comarca del Campo de Gibraltar con Algeciras como cabecera.

Y resulta, querido ministro, que en Algeciras y el Campo de Gibraltar sentimos una sensación de profunda orfandad en lo que a la Administración de Justicia se refiere. Y no será porque nosotros, desde nuestra más profunda humildad como Ayuntamiento, no hayamos dado ya todos los pasos habidos y por haber para que las instituciones competentes pongan pie en pared y ofrezcan en nuestra ciudad el servicio judicial que tanto la ciudadanía como los propios profesionales se merecen, poniendo a su disposición edificios y terrenos que permitan agrupar la actual diáspora de juzgados y oficinas, ya que para recorrerlas si fuese necesario haría falta un mapa, como si de aguerridos exploradores se tratase.

No se si sabes, querido ministro, que seguimos a la espera de contar con un tercer Juzgado de lo Social, fundamental para dar agilidad a un estamento que se ve colapsado, saturado, desbordado por unas cargas de trabajo que superan con mucho lo que podía considerarse razonable. Eso no es bueno para nadie, y estoy seguro que quien lleva a esta provincia por bandera también se le remueven las entrañas cada vez que tenga conocimiento de que en Algeciras existe colapso judicial.

Lo mismo ocurre con el que sería el sexto Juzgado de Primera Instancia, que continúa durmiendo el sueño de los justos (nunca mejor dicho) en algún cajón ministerial, mientras que con sana envidia observamos ojipláticos como en muchas otras ciudades, que también se lo merecen sin duda, se abren muevas sedes judiciales, y todos sabemos, querido ministro, que la envidia no es buena compañera de viaje.

¿Y es posible rizar aún más el rizo? Pues sí lo es, querido ministro. Nos pasa también que cuando un juez, un fiscal o un funcionario es destinado a esta zona, se encuentra con que teniendo que hacer frente a una sobrecarga laboral de padre y muy señor mío, cuando a final de mes comprueba su nómina, ve con desasosiego y no exento de razón, que percibe las mismas retribuciones que un compañero que esté, por ejemplo, en un Juzgado de una población de tamaño menor. Y eso, querido ministro, aunque estemos hablando de Justicia, es de todos menos justo.

Se hace necesario que por parte del Gobierno se arbitren las medidas oportunas para que en estos casos, quienes tengan como destino Algeciras, sean primados por esa designación y así evitaríamos que magníficos profesionales, cuando ya han sufrido en carne propia esta situación, prefieran hacer de nuevo las maletas y buscarse las habichuelas en otra parte. Y al final, los platos rotos los pagamos los ciudadanos.

Me consta, querido ministro, que como magistrado-juez que ha ejercido en Cádiz y Jerez de la Frontera, además de haber sido vocal del Consejo General del Poder Judicial, compartes estos planteamientos, y siendo así ¿por qué no se llevan a la práctica y se continúa permitiendo que Algeciras y el Campo de Gibraltar se mantengan en una situación de segundo plano? Aquí no queremos ser más que nadie, pero tampoco menos, aunque por desgracia eso es lo que está ocurriendo actualmente.

Unamos a todo ello que hace falta al menos un magistrado más para la Sección VIIª de la Audiencia Provincial de Cádiz en Algeciras; que continúa sin atender la petición de refuerzo para el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de nuestra ciudad después de que se decidiese su comarcalización; que la callada es la respuesta que se sigue dando al clamor mostrado por la Judicatura pidiendo la unificación en uno de los tres partidos judiciales existentes en la comarca, y así podríamos continuar y continuar, y continuar, pero no es cuestión de aburrirte, querido ministro.

Ojalá que este compromiso con una tierra que te ha dado tanto se vea reflejado en acciones concretas, porque aunque no lo parezca, querido ministro, Cádiz, que sigue siendo quien obtiene la mayor parte de casi todo, como por ejemplo su segundo Juzgado de lo Mercantil, sigue estando en ocasiones muy lejos de Algeciras. Échanos una manita, que quien quiere, puede.

Confiando en que tu amor por esta provincia nos depare buenas noticias a los algecireños y campogibraltareños, recibe un fuerte abrazo.

P.D: Por cierto, tienes abiertas las puertas del Ayuntamiento de Algeciras, o sea, de tu casa, abiertas de par en par para cuando quieras o puedas venir, invitación que te he hecho llegar personalmente en varias ocasiones, pero es que las cosas de las agendas son complicadas de cuadrar, pero a nosotros no hay quien nos gane ni a paciencia, ni a reivindicativos.

José Ignacio Landaluce Calleja - Alcalde de Algeciras

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios