Crónicas Levantistas

J. M. Marqués Perales

jmmarques@diariodecadiz.com

Bendodo miente sobre las vacunas

Andalucía ha recibido el 17,3% de las vacunas españolas, y su población mayor de 85 años respecto al total es del 12%

Elías Bendodo miente una vez más, y no es previsible que deje de hacerlo. Si el consejero de Presidencia acusase al Gobierno de España de perjudicar a Andalucía, sería una opinión, una acusación política y ya sabemos que donde no hay evidencia, hay controversia. Puede ser objeto de debate; al fin y al cabo, los gobiernos socialistas de la Junta acusaron de eso a José María Aznar y a Mariano Rajoy. Si lo que Bendodo afirma es que el Gobierno envía Andalucía menos vacunas de lo que corresponde, miente al ofrecer un dato que a sabiendas es erróneo. O eso o es que su desconocimiento de la aritmética más simple lo convierten en un tipo demasiado ignorante.

Veamos. La población andaluza respecto a la española es del 17,8%, según el último dato del INE. Elías Bendodo reclama que Andalucía reciba un número de vacunas contra el Covid proporcional a su peso de población, lo que en sí ya es una trampa, porque las dosis deben repartirse en función del grupo diana. Un ejemplo, si vamos a vacunar a los mayores de 80 años en primer lugar, habría que enviar paquetes proporcionales a ese grupo de población, no al general. Después vendrán los otros.

En demasiadas ocasiones, casi todas las semanas, el consejero afirma que la población andaluza es el 20% de la española. Y no lo es, es ese 17,8%. Bendodo aplica una desviación de un millón de personas.

Hasta este Jueves Santo, y escojo ese límite para no alterar la cifra con las fiestas, el Ministerio de Sanidad había enviado a Andalucía el 17,3% de las vacunas que ha repartido por todo el país. Vaya, la cifra se acerca bastante al 17,8%, aunque hay siete décimas de distorsión. Cada décima cuenta: son 50.000 personas.

Pero cabe preguntarse cuál es la relación entre los residentes en Andalucía de más de 85 años sobre el total español de este grupo de población, y el caso es que la cifra baja bastante. Es el 12%, debido a que la población andaluza es bastante más joven que el resto de la nacional. Por tanto, no es que se esté perjudicando a Andalucía; parece que estuviesen llegando más de las que corresponden, pero tampoco es así porque se han vacunado otros sectores prioritarios, como los sanitarios, los profesores y los comprendidos entre 80 y 85, aunque este grupo aún no se ha completado.

Bendodo comenzó su legislatura con otra trola sobre las vacunas de la gripe que el Gobierno socialista anterior habría sisado. Le dio lo mismo, porque sabe que hay mentiras muy rentables, aunque la verdad le resultase neutra. Sobre otras materias, es casi lo mismo, todos lo hacen, pero con las vacunas es intolerable.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios