El Algeciras CF cosechó el pasado domingo en Sanlúcar de Barrameda otra derrota a domicilio y el discurso puede ser el mismo que las demás derrotas sufridas. Este equipo domina los partidos, crea ocasiones, juega por muchos momentos un fútbol atractivo y maniata a sus rivales impidiéndoles jugar su fútbol habitual, pero en el fútbol lo que mandan son los goles y el Algeciras los está recibiendo con mucha facilidad. Como hemos dicho desde la primera jornada, los errores en esta categoría se pagan muy caros y el Algeciras los está sufriendo y termina los partidos incrédulo por cómo se escapan los partidos.

Es difícil digerir esta situación para una plantilla que ve que todo su esfuerzo, su buen fútbol, no se plasma en puntos, que son los que al final van a dar la salvación y conseguir el objetivo. Pero cuando van tantas jornadas y los errores suelen son los mismos no queda otra que estar unidos y trabajar duro para solucionar esta situación. ¿Y qué más se puede hacer?, pensará esta plantilla. Pues minimizar errores. Atrás está comprobado que no se puede cometer ni un solo error. Hay que intentar aprovechar más el dominio, que el último pase sea mejor para que las ocasiones sean todavía más claras y se puedan materializar tantas llegadas, que se aprovechen más los balones parados…

Ahora llega el derbi, un Clásico esperado por muchos y en el que el Algeciras debe jugar con mucha responsabilidad, con mucha cabeza para conseguir una victoria ante una afición a la que no se le puede pedir más y que no perdonaría otra derrota, y menos ante el eterno rival.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios