Se ha tardado casi 80 años en hacer justicia. La justicia se hace cuando se repara un error, aunque se omita en las formas y palabras del acto reparador, no aludiendo al error casi centenario que se subsana ahora.

La guerra incivil, como la bautizara Unamuno, que sufrió España y este rincón del Campo de Gibraltar, no se libró de penas y dolores y la Guardia Civil en el 1936, la Benemérita, fue uno de las instituciones que fue leal a las instituciones republicanas.

El curso de los acontecimientos se cerró trágicamente, entre fines de julio y principios de agosto del 36. Existió un día de la Guardia Civil, similar al día de los ferroviarios o al de los masones.

Casi nadie recuerda ya esos hechos luctuosos. Todos hemos querido olvidarlos. Incluso sustituyendo, pienso que sin mala fe y en aras a la reconciliación nacional (¿quién se acuerda ya de las Guerras Carlistas?) recordando a los bandoleros en nuestra comarca. Pero amigos, aquí nunca hubo bandoleros, la Benemérita no los dejó campar por nuestras ciudades: aquí hubo junto con los corsarios que rescatara el profesor Ocaña, gente de la "cascara amarga" que recogió Washington Irving: jaramperos, matuteros y estraperlistas. Sin embargo, nadie guarda memoria de ningún barquero de Cantillana, del Pernales, de los Siete Niños de Ecija, ni de los de Igualeja ni de Jose María El Tempranillo.

A lo más que llega la memoria popular es a la gente bailando el chacarrá, como ilustró espléndidamente el profesor De Vicente, y cuando, lavando la lana de los colchones, alguien entonaba la canción de Diego Piñero y sus barcos veleros.

Ha hecho muy bien la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar al entregarle, con motivo de cumplirse los 175 años de la Fundación de la Guardia Civil -que sustituyó al Cuerpo de Escopeteros en su lucha contra el contrabando y que sigue hasta nuestros días en su tarea, aun al precio de sus vidas, como ha ocurrido recientemente- la más alta condecoración de la comarca: la Medalla del Campo de Gibraltar.

No. No ha sido tarde: se ha hecho justicia.

Enhorabuena.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios