EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Votan las tripas

Esta vez pesará menos solvencia, bolsillo o empleo: a la urna irán más sentimientos que ideología

ACABA hoy la campaña electoral más atípica de los primeros cuatro decenios de nuestra democracia: por corta –al hacerla coincidir con la Semana Santa– e incierta. Pero también por ser una de las más vacías de contenido: importa más el miedo al contrario que la convicción en la papeleta que cada uno votará.

¿Y qué temor aglutina más? ¿Qué pegamento une alianzas más sólidas? ¿Qué país dibujarán las urnas descartando cualquier boceto previo de un sondeo? No lo sabremos hasta las vísperas del lunes.

Quizás podemos analizar qué representa cada uno de esos miedos y cómo pueden afectar al voto según la ideología y la afinidad individual.

El candidato presidente del Gobierno Pedro Sánchez cree que el temor a una regresión democrática le impulsará lo suficiente como para gobernar, si no solo como en los últimos diez meses, sí apenas con el acompañamiento de Unidas Podemos: los ve de palmeros. Y que eso obviará que sus logros de Gobierno son unos decretos sociales que aún no tienen soporte presupuestario y que si ha podido aprobarlos es sólo porque se apoya en los separatistas que tratan de resquebrajar España: le ven más débil.

Y en esto último radica lo que alimenta el otro gran temor: una España presa de la voluntad de quienes tiran su imagen por tierra en el extranjero, negando que seamos un Estado de Derecho y una democracia homologable a cualquier país desarrollado.

Hay quien viste eso de patriotismo barato y alza la vox, pero el fondo es el mismo para las tres derechas: rechazar que el destino del país lo marquen quienes sólo buscan destruir el Estado: sentimiento más que ideología. Su problema: la fragmentación.

Esta vez se mirará menos la solvencia, el bolsillo o el empleo –incluso con la EPA de ayer–. Barrunto que muchos españoles tienen ya decidido votar con las tripas. Cuántos y en qué sentido decidirán el Gobierno.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios