Análisis

fernando faces Santelmo Business School

¿Resistirá la banca española?

Hasta ahora la banca ha sido la solución y no el problema. El análisis de vulnerabilidad realizado por el Banco Central Europeo (BCE)pretende responder a esta cuestión. En un escenario central el PIB europeo caería un 8,7% con una recuperación gradual del 5,2% en 2021 y 3,5% en 2022. En este escenario la banca europea resistiría. El coeficiente de solvencia (CET 1) descendería un 1,9%, desde el 14,5% actual hasta el 12,6%. La banca europea continuaría suministrando crédito y sosteniendo la recuperación. En un escenario más adverso el PIB de la UE descendiera un 12,6%. La morosidad y la baja rentabilidad mermarían el capital de los bancos. En este caso el coeficiente de solvencia se reduciría un 5,7%, descendiendo desde el 14,5% actual hasta el 8,8%. Ligeramente por encima el capital mínimo exigido. La banca europea resistiría ,pero una parte del sistema bancario tendría problemas de solvencia .

La Banca Española se enfrenta a la crisis con un coeficiente de solvencia inicial del 11,9%, por debajo del 14,8% de la media de Europa, a la cola de la banca europea. Por otra parte la caída del 12,6% del PIB en 2020, que en Europa se considera un escenario extremo, para España, dado el mayor impacto económico de la pandemia, sería un escenario central de alta probabilidad .La banca española se enfrenta a una crisis más profunda, con menor capital y solvencia que la banca europea. Una caída del coeficiente de solvencia CETI del 5,7%, partiendo del 11,9% actual, dejaría el coeficiente en el 5,2%, muy por debajo del 8% mínimo exigido. El sistema bancario español se vería afectado, se convertiría de solución en problema. Una crisis financiera por experiencia sabemos que es más profunda y más duradera. El coeficiente de solvencia de los bancos españoles oscila desde el 16,9% de KutxaBank hasta el 11,11% del Santander.En el escenario adverso gran parte del SIstema Bancario Español tendría problemas. No solamente los bancos medianos y pequeños, hoy por hoy más capitalizados, sino también la gran banca. Las causas: la alta morosidad y la baja rentabilidad (ROE) que en el primer trimestre de 2020 ha descendido hasta el -0,52%. Para evitar un desapalancamiento simultáneo de toda la banca, el BCE está adoptando medidas preventivas. A las ya ejecutadas, de flexibilización de la normativa de capital y provisiones para insolvencias,ha añadido la prohibición de repartir dividendos, recientemente prorrogada hasta el 1 de enero de 2021. Gracias a esta medida los bancos españoles han sumado a sus reservas 27.000 millones de euros. La banca se ha revelado afirmando que es café para todos,que está hundiendo las cotizaciones y encareciendo la captación de capital. Seis millones de accionistas se están viendo perjudicados. En unos meses la banca ha perdido más de 90000 accionistas.

Para el BCE la solución definitiva es promover un nuevo proceso de fusiones bancarias, esta vez nacionales y europeas. Para lo cual está eliminando todos los obstáculos qué desincentivan las fusiones .La mayor presión se dirige a la banca pequeña y mediana ,que paradójicamente es más solvente , pero que según el BCE tendrán mayores dificultades . El vía crucis de la banca todavía no ha terminado.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios