EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

El Íbex 35 cerró ayer con un acelerón del 0,72%, lo que llevó al selectivo a establecerse en los 9.409,1 enteros, máximos anuales y un nivel no visto desde septiembre.

El principal índice español se comportó así en una jornada en la que los inversores estuvieron pendientes de la banca, después de que Deutsche Bank y Commerzbank hayan confirmado conversaciones para una posible fusión.

En este escenario, en el que el mercado también continúa atento al Brexit y a las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China, el Íbex 35 subió por encima de la cota de los 9.400 puntos por primera vez desde hace casi seis meses.

El lado de las ganancias estuvo liderado por Caixabank (+3,02%), Banco Sabadell (+2,59%), Repsol (+2,4%), ArcelorMittal (+2,33%), Bankia (+2,32%), Bankinter (+1,82%), Siemens Gamesa (+1,49%), Técnicas Reunidas (+1,45%), Mapfre (+1,23%) y Acerinox (+1,2%), Naturgy (+1,07%). Banco Santander subía un 1,07% y BBVA un 0,89%. En terreno negativo se colocaron IAG (-2,2%), Ence (-1,61%), CIE Automotive (-0,83%), Cellnex (-0,63%), Viscofán (-0,36%), Colonial (-0,32%), Indra (-0,15%), ACS (-0,12%) y Amadeus (-0,02%).

En el resto de bolsas europeas, el Ftse 100 de Londres rebotó un 0,95%, y el Cac 40 de París lo hacía un 0,14%. Al contrario, el Dax de Fráncfort cedió un 0,24%.

El precio del barril de petróleo de calidad Brent, referencia para el Viejo Continente, se situaba en 67,5 dólares, mientras que el Texas se colocaba en los 59,37 dólares. Por último, la cotización del euro frente al dólar se situaba en 1,1330 billetes verdes, mientras que la prima de riesgo española reducía su diferencia hasta los 108 puntos básicos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios