Análisis

francisco andrés gallardo

Más Mateo

Viene de vuelta y siempre gozó de prestigio y respeto, sobre todo en aquellos años donde trabajar en TVE era pertenecer a otra galaxia. Rosa María Mateo encara mal el debate político porque nunca estuvo dentro de él y reacciona bruscamente ante sus señorías del PP, que no han digerido el imprevisto cambio en la Moncloa. Han hallado en RTVE y en la propia administradora unas víctimas propiciatorias para dar leña.

Ni Rosa María Mateo es una corrupta (aunque a estas alturas no se puedan poner manos en el fuego) ni RTVE sufre un cataclismo. Más bien al contrario, como demuestran los datos de audiencia, La 1 empieza a remontar y La 2, con las novedades en su parrilla nocturna, suma décimas de espectadores que la habían olvidado. En poco tiempo se ha hecho mucho con sentido común aunque por contratos firmados de antemano la administradora no podría hacer mucho más. Por lo menos queda en el aire la sensación de que a TVE la están gestionando en estos momentos gente que le gusta hacer televisión. Y sabe de manera honesta de qué va el oficio. Tal vez entre los fallos de programación se encuentra dar una parcela excesiva al áspero Xabier Fortes, con Los desayunos y Más desayunos.

Lo de sacar del trastero la serie La República al menos era una cuestión de decencia de RTVE consigo misma. Da pena ver a los fallecidos Álex Angulo y Héctor Colomé en una ficción injustificadamente censurada. La República ha estado arrinconada (tal vez sólo por su título) mientras por Historia de nuestro cine pasaron alegremente en estos años todas las apologías del fascismo de los 40. Películas que están muy bien en las filmotecas, pero que no son decorosas en un prime time o que hayan estado durante meses, como Raza, en la aplicación de rtve.es. Qué lamentable fue programar El santuario no se rinde el 18 de julio. En 2016. RTVE ha estado en manos siniestras, que escapaban del déficit por la trampa de los patrocinadores.

Y por lo pronto Lo siguiente es mucho más digno que aquello que perpetraba Cárdenas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios