Análisis

El parqué

El Íbex recibe oxígeno

El Íbex 35 cerró ayer con un impulso del 1,41%, lo que le llevó a consolidar los 8.800 puntos, en un escenario que sigue marcado por la tensión entre Estados Unidos y China, pese a que éste ultimo haya decidido estabilizar el yuan para calmar al mercado y al país norteamericano.

El selectivo madrileño ha terminado en los 8.869 enteros, después de que el Banco Popular de China haya fijado el tipo cambio del yuan en 7,0039 frente al dólar, por encima de las previsiones, lo que ha aliviado el temor de una guerra de divisas.

En este contexto, los inversores no pierden de vista la guerra comercial entre las dos grandes potencias, así como la incertidumbre en torno a una desaceleración económica a nivel global.

Todos los valores terminaron al alza, a excepción de tres: Red Eléctrica (-0,21%), Siemens Gamesa (-0,07%) y Mediaset (-0,07%). En positivo destacaron Ence (4,82%), ArcelorMittal (4,51%), Banco Sabadell (3,18%) y ACS (3,08%).

El resto de bolsas europeas terminaron también en positivo, con subidas del 1,33% en el caso del Dax de Fráncfort, del 1,87% para el Cac 40 de París y del 0,96% para el Ftse 100 de Londres.

Por otro lado, el precio del barril de petróleo de calidad Brent, referencia para el Viejo Continente, se situaba en 57,54 dólares, mientras que el Texas se colocaba en los 52,79 dólares.

Por último, la cotización del euro frente al dólar se mantenía en 1,1209 billetes verdes, mientras que la prima de riesgo española se situaba en 79 puntos básicos, con el interés exigido al bono a diez años en mínimos del 0,232%.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios