Análisis

francisco andrés gallardo

Fanatismo

Las amenazas injustificadas a los profesionales de Canal Sur desde personas vinculadas a la organización del concurso del Falla y tóxicos simpatizantes de la celebración son intolerables. La cadena autonómica no sólo se pliega a un patronato gaditano de actitud irresponsable contra un servicio público de todos los andaluces, sino que además los satélites se ponen envalentonados. El público andaluz (piensen en contribuyentes de Granada, Almería o Jaén) se tiene que conformar en su cadena de proximidad con informativos de quince minutos y una programación inexistente a partir de las ocho de la tarde para contentar a unos señores de la otra punta del mapa que velan por sus intereses particulares y por el gusto de una audiencia que no llega al 8% de los espectadores: ni al 4% de la población de toda la comunidad autónoma.

En esas condiciones, con un contenido sobre el que los profesionales de una cadena no pueden dar ni siquiera su opinión, no se debería seguir retransmitiendo el concurso del Falla en Canal Sur. Vaya por delante que el Carnaval de Cádiz seguirá existiendo aunque no se vea su concurso de agrupaciones. El Carnaval seguirá. Y Cádiz. Y también las agrupaciones. Pero con tantos fanáticos (después nos quejamos del paroxismo independentista catalán) lo más aconsejable e higiénico para años venideros es plegar velas. La cadena de todos los andaluces, exageradísima en la cobertura del Carnaval, no debería ser prisionera durante tantas noches de un contenido que, insistamos, ya no interesa ni al 91% de los espectadores andaluces. Las comparsas, chirigotas y demás gustan un ratito, esa noche de la final, que es como nuestra Nochevieja de febrero, pero es evidente que la audiencia está cansada de tantas y tantas coplas y que opta, si acaso, por un vistazo en youtube. El concurso del Falla (ojo, no el Carnaval de Cádiz, que es mucho más grande, apasionante, tolerante e integrador) se desprestigia y se devalúa. Y a muchos andaluces nos cansa un acontecimiento que protesta tanto y nos cuesta mucho.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios