Análisis

Patricia Cardoso

El Carmen, devoción popular

El 16 de julio es una fecha marcada en rojo en el calendario devocional y festivo de Algeciras. Lo es por nombre propio: Nuestra Señora del Carmen.

Se trata de uno de los elementos especiales de nuestra ciudad, en su constante capacidad demostrativa de lo que fuimos ayer y por eso somos hoy.

Los orígenes de la devoción al Monte Carmelo en nuestra ciudad se remontan a 1783, cuando el gremio de mareantes fundó la Hermandad de Jesús Atado a la Columna, San Telmo y Nuestra señora del Carmen, la cual desaparició con prontitud debido a la escasez de medios económicos. En 1918 se restablece la antigua procesión de la Columna y Virgen del Carmen, dirigiéndose con la segunda al mar para bendecir sus aguas el día de la fiesta.

Las revueltas de 1931 destruyeron dichas imágenes, no siendo hasta 1938, con la fundación de la actual Hermandad del Santísimo Cristo de la Buena Muerte, cuando un cofrade algecireño regala la actual imagen de Nuestra Señora. Dicha imagen proviene de los talleres sevillanos de la Trinidad de Sevilla, siendo el día de su bendición cuando se le impuso la corona donada por el Teniente General del Mar D. Antonio Barceló en 1783 a la primitiva imagen.

Ya en épocas contemporáneas (1988) se produjo la fusión de las hermandades del Carmen y de Buena Muerte, naciendo así la única Archicofradía de la comarca del Campo de Gibraltar.

De esos tiempos, recuerdos no muy lejanos, quedan las fiestas populares de los vecinos, desde el patio del coral en la Villa Vieja hasta el populoso barrio de La Perlita, sin olvidar la calle Isaac Peral en el corazón de la Caridad: altares, bailes, cantes, calles engalanadas, en una zona, La Caridad, que conoció tiempos mejores y que está y debe estar llamada a recuperar su esplendor, siendo las presentes fiestas idóneas de aprovechar como reclamo y motivo de recuperación del lugar.

Junto a la Noche de Tosantos y el Miércoles Santo, el Carmen es la otra gran cita multitudinaria del lugar. Las fiestas de carácter popular en honor a la Virgen del Carmen los días previos a la festividad constituyen un paso más y un aliciente en el resurgir de La Caridad.

Hoy es el día para salir e impregnarse de la esencia de nuestras tradiciones en el rebautizado Barrio de La Caridad, ese lugar donde Algeciras ahonda sus raíces, en torno a la barroca Capilla de San Antón.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios