Cono sé lo que es una "oficina del Brexit", y me temo que ni siquiera la subdelegada de la Junta, Eva Pajares, lo sabe del todo. Tal vez de lo que se trata es de una ventanilla que produzca el efecto paliativo de ayudar al personal a hacerse con el cambio de perspectiva. Desde luego, para empezar sería aconsejable disponer de un censo de trabajadores españoles en Gibraltar, como ya ha solicitado Vox, y de conocer al detalle qué empresas, cuáles son sus intereses y de qué modo actúan en el territorio colonial. Y pues va a ser la Junta la que se ocupe y es la Cámara de Comercio la que entiende de transacciones comerciales, cualquier sujeto medianamente dotado, deduciría que de abrir una ventanilla para el Brexit, lo natural es que se haga en las oficinas de la Subdelegación de la Junta o en las de la Cámara de Comercio, ambas en Algeciras.

Más complicado es saber de la Asociación Socio Cultural de Trabajadores Españoles en Gibraltar (ASCTEG), cuáles son sus nutrientes y cuáles sus propósitos; cuáles son sus socios y cuáles sus logros; quiénes son sus gestores y que tienen que ver con sus objetivos. Porque para la mayoría de los mortales, lo que hay tras esas siglas es un misterio inescrutable. Oficialmente es una ONG. Me he cansado de contar cuántas ONGs están oficialmente registradas en España y dudo que alguien sea capaz de hacerlo (prueben en guiaongs.org). A efectos de animar a la intuición, apuntaré que hay tropecientas variedades y por citar algunas: "Cooperación Internacional", agrupa a 749, y "Educación", a 882. No sé si la cosa va por Cooperación Internacional o, acaso, por Responsabilidad Social Corporativa (349 ONGs). El caso es que esta ONG, dícese, planea proponer al ayuntamiento de La Línea que declare a José Ignacio Landaluce "persona non grata". La motivación reside, al parecer, en que la Junta ha decidido abrir oficinas para el Brexit allá donde debe hacerlo y no en alguna calle o plaza de La Línea.

Resulta cuando menos chocante, que una ONG linense, que presumiblemente vive para la paz y la concordia, atente contra el alcalde de una ciudad hermana, al que, por si fuera poco, le han votado, en Algeciras, 17.903 ciudadanos; una cantidad muy próxima a la que se obtiene sumando el respaldo obtenido en La Línea por los dos partidos mayoritarios, LL100x100 (15.640) y PSOE (2.898). ASCTEG debiera dedicar su valioso (?) tiempo a estudiar dónde están las verdaderas causas que generan los problemas de su ciudad, para así contribuir seriamente a mejorar la vida de sus paisanos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios