Cultura

Un taller de pintura en 32 'bits'

  • MP & MP Rosado ofrecen hoy en Cajasol una demostración de las posibilidades de un nuevo juego de una conocida consola · Los jóvenes creadores defienden los videojuegos como "una herramienta más para el arte"

Miguel Pablo y Manuel Pedro Rosado, gemelos nacidos en San Fernando en 1971 y residentes en Sevilla, pareja artística y dos de los jóvenes figuras más reputadas de la creación andaluza y nacional, se han pasado todo el verano "con la maquinita". Nunca fueron particularmente aficionados a los videojuegos, ni siquiera en su niñez, pero han pasado muchos ratos en casas de amigos divirtiéndose con el Pac-Man, el comecocos por antonomasia y uno de los clásicos absolutos de los arcade, y dándole a las teclas del Spectrum, que hoy arrancaría carcajadas a los niños, tan acostumbrados al hiperrealismo de los aparatos modernos.

Ya nada parece imposible para las consolas. Sin ir más lejos, las que fueron regaladas hace dos meses a los dos hermanos, MP & MP Rosado en el mundo del arte, permiten a sus usuarios sentirse artistas en sus pequeñas pantallas táctiles. Hoy a las 11:30 en la sede institucional de Cajasol de la Plaza de San Francisco, los ganadores del Premio Arco 2008 para jóvenes artistas realizarán una demostración pública de las posibilidades de "la maquinita" de marras.

Se trata del juego Art Academy, diseñado para la consola portátil Nintendo DS, que continúa de esta manera su apuesta, tremendamente rentable, por una nueva línea de productos educativos, y pone de relieve una vez más la astucia y el espectacular despliegue de medios que emplea el sector de los videojuegos en sus promociones. "El juego sirve para aprender a pintar y dibujar y familiarizarse con algunas nociones básicas. La verdad es que es muy real. Hay pinceles diferentes, distintos tipos de lápiz con distintas durezas, cuadrículas para que el dibujo se pueda hacer con más detalle, una máquina fotográfica incorporada para que puedas sacar modelos, goma de borrar, paleta de colores, opciones para jugar con luces y sombras y dar volumen", explica Miguel Pablo, convencido de que "si la tecnología te ayuda a que algo sea más fácil" no hay motivos para contemplarla con escrúpulos.

El interés de los jóvenes creadores por el llamado game art quedó definitivamente claro con la exposición Over the game, la primera de este tipo celebrada en Andalucía, que acogió el finiquitado Espacio Iniciarte en la antigua iglesia de Santa Lucía. Si el juego ha tenido siempre un peso importante en todas las culturas, el videojuego, considerado ya por algunos como una disciplina artística más, ofrece no sólo posibilidades de interacción inéditas hasta hace poco, sino también nuevos caminos para la divulgación, según Miguel Pablo Rosado. "Lo único malo es el soporte, que es muy pequeño. Pero para quien quiera aprender a pintar y a dibujar, está muy bien, puede resultar provechoso incluso para quien no tenga mucha maña pero le interese. Y claro que los videojuegos pueden ser una herramienta más para los artistas. No hay más que ver la videocreación que se está haciendo en estos momentos: hay cada vez más animación, más 3D, formatos en los que todo es inventado, en los que no se ha filmado nada real", dice el artista.

Por eso cuando les llegó vía e-mail esta invitación no se lo pensaron. "Y luego me sorprendió, al probar el juego, lo intuitivo que es, señal de que realmente se ha hecho muy bien", dice. Tras una breve presentación del programa y una explicación sumaria de conceptos pictóricos, la sesión de esta mañana de los MP & MP consistirá en dibujar algunas de sus propias obras anteriores, de diferentes etapas, desde un pequeño dibujo de sus inicios, integrada en la serie Perros callejeros, hasta un óleo en blanco y negro en el que están trabajando estos días, para explicar el concepto de claroscuro. "También fotografiaremos alguna parte de la estancia donde se va a impartir el taller, algún rincón, para que el público pinte algo original, algo suyo, como si fuera un bodegón, pero sin manzanas ni peras", bromea.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios