Cultura

Con la suma verdad artística

Con la suma verdad artística Con la suma verdad artística

Con la suma verdad artística

Su capacidad artística, su potencial creativo, su lucidez a la hora de utilizar los materiales, su dibujo limpio, definitorio y elegante, su sabia intencionalidad plástica y su acertado planteamiento conceptual han hecho de la obra de José Antonio Chanivet una de las más convincentes de cuantas hoy encontramos en el arte de nuestra zona. Hace mucho tiempo que somos conscientes de todos esto porque la pintura del artista de Puerto Real ha manifestado su preclara dimensión desde un principio, desde que terminó la carrera de Bellas Artes en la especialidad de Restauración; asunto este que, de una forma u otra, le ha servido para su trascendente manejo de los materiales, bien por medio del grabado - como ocurría en sus primeras obras -, bien mediante la pintura, bien con el dibujo, con su especialísima solvencia en el diseño o con todas a la vez; pues Chanivet sabe yuxtaponer a la perfección los distintos elementos compositivos de variada naturaleza en un todo indivisible lleno de entidad artística.

Ahora vuelve a La Línea, a la galería que lleva el nombre de alguien que, desde un primer momento, confió en su obra y vislumbró en su trabajo las inmensas posibilidades que realmente tiene y que Manolo Alés supo verlas con la clarividencia que siempre tuvo. La exposición nos lleva por una representación mediata, con los elementos marcando espacios pararreales que dejan entrever retazos de una sociedad a contracorriente, con gestos y emociones especialmente desapasionadas; un universo de artificio, de realidades escuetas, muy bien interpretadas y sujetas a una posible cómplice mirada inquisidora.

JOSÉ ANTONIO CHANIVETGalería Manolo AlésLA LÍNEA

La obra de José Antonio Chanivet busca manifestar un mundo detenido, posado en los recuerdos de un consciente lleno de referencias. Sus modelos son piezas de un puzzle imposible, elementos imprevistos que sostienen levemente la mirada para perderla al instante. Son piezas que crean inquietud y máxima expectación, transmitiendo desenlaces contrapuestos; espacios que ilustran lo cercano y lo remoto, lo verdadero y lo que se quiere sentir como verdadero, lo presente y lo ausente; en definitiva, esquemas de una historia cuyos personajes transitan por escenarios de realidades presentidas.

Las obras de Chanivet, realizadas con una aplastante fortaleza plástica, con un resolutivo planteamiento dibujístico, con una concepción formal abierta, descubren a un artista total; un pintor que hace una acertada utilización de los materiales para organizar un entramado visual donde todo queda supeditado a la intención de un espectador que asume las infinitas circunstancias que la representación promueve.

En la Galería que dirige Macarena Alés se nos ofrece una realidad artística de suma trascendencia, con una plástica expectante que hace posible una realidad a contracorriente, con lo concreto, aun en sus sobrios planteamientos estéticos, manifestando postulados de significación efímera y desenlaces imprevistos.

La carrera de José Antonio Chanivet ha sido seria y rigurosa, con unos argumentos plásticos sin resquicios, de máximos técnicos y solventes desenlaces que atrapan la mirada de un espectador que, tras tanto apasionamiento formal, asume una significación de abiertos horizontes y sabios desarrollos conceptuales.

De nuevo nos enfrentemos a la claridad artística de un creador total; un artista que sabe conjugar una gramática artística con una sintaxis llena de sabias perspectivas. La galería de Manolo Alés acoge la pintura de uno de aquellos "niños" en los que Manolo tanto confiaba. Un artista que ya es un autor con mayúsculas, que emplea unas determinantes posiciones y que nos hace transitar por los territorios de una pintura llena de sentido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios