Cultura

El recuerdo de Winehouse permanece imborrable un año después de su muerte

  • El barrio londinense de Camden Town recuerda a la joven con su música y una estatua de bronce

Un año después de su temprana muerte, Amy Winehouse tiene una presencia constante en el barrio londinense de Camden Town, donde la cantante vivió al límite y murió el 23 de julio de 2011, a los 27 años. A pesar del tiempo transcurrido, los temas de esta talentosa y autodestructiva cantante suenan en casi cada local y su imagen es omnipresente ya sea en las tiendas, los pubs que frecuentaba o, incluso, en el aspecto físico de muchos de los viandantes que imitan su inconfundible estilo.

Coincidiendo con el primer aniversario de su muerte, la estación de metro de Camden Town ha lucido las últimas dos semanas un afiche con el retrato de Winehouse elaborado por el artista británico Johan Andersson. Además, el padre de Amy, Mitch Winehouse, ha publicado un libro sobre ella y Camden tendrá una estatua de bronce en su honor, que se alzará en el recinto musical Roundhouse.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios