Cultura

Más de 600 personas acuden al María Cristina para ver Se alquila sofá-cama

  • El público se deleita con las actuaciones de Elías Sevillano y José María Peña en una obra de comedia contemporánea del algecireño Juan Alberto Salvatierra producida por la compañía Sala Cero Teatro

Más de 600 personas tuvieron una cita ayer con el humor en el parque María Cristina de Algeciras, donde la obra Se alquila sofá-cama, producida por la compañía Sala Cero Teatro y dirigida por Julio Fraga, hizo las delicias de mayores y pequeños. Desde minutos antes del inicio del espectáculo a las 22:00 horas más de la mitad de los asistentes ya esperaban dentro y fuera del recinto para disfrutar de esta comedia contemporánea.

La mayor parte del público optó por acomodarse en las sillas de plástico que estaban alineadas frente al amplio escenario mientras que otros decidieron sentarse en los propios bancos del parque. Los organizadores municipales tuvieron que sacar más asientos de los que esperaban en un principio ante la gran afluencia de público, que hasta momentos después del comienzo de la actuación no pararon de llegar.

El murmullo de la gente aderezado con el canto de los grillos del parque aderezaba la espera mientras se ultimaban los detalles en las tablas. El silencio reinó cuando se apagaron las luces del escenario y un humo lo envolvió todo. De repente comenzó a sonar una música que indicaba que en breve aparecerían en escena Elías Sevillano y José María Peña, los dos protagonistas de la trama.

El entretenimiento estaba servido. Ya la primera aparición provocó las risas del público. Los chistes se sucedían uno tras otro sin apenas dejar descanso a la audiencia. Los actores se pusieron en el papel de Alfonso y Bienvenidos, los protagonistas de la historia, que con treinta y pico años comparten un apartamento tan minúsculo que cupo completamente en el escenario, donde predominó en todo momento el elemento de la discordia, el sofá-cama.

Todo iba bien en compañía hasta que se ven obligados por las circunstancias a aceptar a un nuevo y enigmático compañero de piso y tienen que compartir ellos dos el sofá-cama. Esto hace que la convivencia se convierta en toda una odisea que les hace atravesar múltiples experiencias juntos. En el trasfondo del humor de la historia se percibe una ligera crítica a la situación de la vivienda y del desempleo.

Durante la velada de una hora y cuarto Alfonso, interpretado por José María Peña, y Bienvenido, representado por Elías Sevillano, se ven obligados a limar sus diferencias, con sus más y sus menos, e incluso se plantean todo tipo de alternativas como ir a vivir a casa de los padres o con la novia. Llegan a intentar de todo para librarse el uno del otro, hasta les surge la idea de presentarse a un programa de televisión. Una gran cantidad de situaciones los lleva del amor al odio en cuestión de segundos.

Se alquila sofá-cama es una obra del algecireño Juan Alberto Salvatierra, que con poco más de 30 años ya ha recibido los premios Miguel Romero Esteo y el accésit Marqués de Bradomín para jóvenes dramaturgos por su obra El rey de Algeciras, que el Centro Andaluz de Teatro llevó a escena en 2008. En la actualidad también es director teatral y profesor de Literatura Dramática en Sevilla. La compañía Sala Cero ha producido otras seis obras de comedia contemporánea.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios