Cultura

"A partir del próximo año daré el paso decisivo para mandar"

  • El diestro sevillano, triunfador de la pasada Feria de San Miguel, se lesiona gravemente el codo derecho en Corella y debe cortar la temporada

El diestro sevillano Daniel Luque refrendó hace una semana en La Maestranza su gran momento. Rozó la Puerta del Príncipe, que le impidió abrir la mala suerte y un toro mansísimo. Su gran alegría se ha empañado. En su último triunfo, el pasado miércoles en Corella, un toro le propinó un derrote al entrar a matar y le lesionó el codo derecho. El torero de Gerena, ayer, momentos antes de ser infiltrado en el Hospital Virgen del Rocío, explicaba: "Tengo un dolor tremendo. Ha sido un hachazo en el mismo sitio donde me dio otro porrazo un toro en la Feria de Murcia". Con el codo totalmente inmovilizado, Luque salía desolado y su apoderado, José Luis Marca, señalaba que "definitivamente no podrá torear en la Feria del Pilar -está anunciado junto a El Cordobés y Miguel Tendero-".

-Daniel, dígame en tres palabras la clave de su éxito del pasado domingo en la Maestranza.

-Cortarle las dos orejas a un toro en Sevilla es muy difícil. Como claves destaco la firmeza, la claridad de ideas y la cabeza fría.

-Rozó la Puerta del Príncipe.

-Es una espinita que se me ha quedado clavada. No es fácil cortar dos orejas a un toro en Sevilla y que te quede otro y salga de malo como salió para conseguirlo. No estaría para mí... Lo bueno de esto es que el año que viene podré conseguirlo.

-¿Qué valoración hace de su actuación en Sevilla?

-Es el punto de partida para subir peldaños. Ahora estoy en una nube. El año importante mío será el que viene. A partir de entonces daré el paso decisivo para conseguir mi objetivo.

-¿Cuál es su meta?

-Mandar. Lo que busco es mandar. Pero todo tiene que ir paso a paso. A mí no me valen medias tintas. Para ello, soy un tío que me exijo mucho todos los días.

-¿Cómo vivió su actuación?

-Con la faena del domingo creo que me han visto en Sevilla como yo quiero, tanto con el capote como con la muleta. Pero todavía hay que hacer cosas mejores.

-¿Y cómo sintió al público?

-Fue algo grande. Escuché como un crujido, como si se hubiera partido algo.

-Lo que más me agradó fue su hambre de triunfo.

-Si el toro se deja, como sucedió con el primero, pues lo toreo. Y si hay que arrear, como sucedió con el otro... pues es lo que toca. Tengo mucha más ambición que cuando era novillero porque veo que puedo alcanzar lo que me he propuesto. No me veo límites. Estos triunfos me dan muchas más ganas de seguir en mi lucha. Soy un enfermo en ambición, que no se deja ganar la pelea en la plaza y eso se nota.

-¿Por qué ha cambiado de apoderado a mitad de temporada y cómo ha afectado en su carrera?

-No me ha afectado. Cuando uno cambia de apoderado es para bien. Creo que tanto el maestro Ojeda como Marca me aportarán muchas cosas positivas, como ya lo hicieron José María González de Caldas y Marco Sánchez Mejías. Creo que todo saldrá bien.

-¿De qué manera puede influir la aportación de Ojeda a su toreo?

-Imagínese lo que me puede aportar un maestro de esta categoría tanto en lo personal como en lo profesional.

-El domingo observé que le hacía ciertas recomendaciones desde el callejón.

-Cualquier palabra que te dice es como un milagro.

-¿Y cuál fue el milagro, el consejo más importante?

-Me la hizo justo cuando me estaba liando el capote de paseo. Me dijo que las buenas faenas siempre se habían construido bajo la Puerta del Príncipe. Yo veo a Ojeda y, además de moral, me dan ganas de arrimarme. ¡Menuda vergüenza pasaría si no me arrimase, teniendo al maestro Paco Ojeda, junto a mí, en el callejón!

-¿Cómo definiría su temporada?

-Ha sido muy intensa, salvo en algunas corridas que lo pasé mal con el cambio de apoderamiento.

-¿Qué faenas le han dejado más huella?

-La del pasado domingo en Sevilla, la del indulto en Granada y la de Madrid.

-¿Hará campaña en América?

-Sí. Al menos ya tengo contratadas tres tardes en Cali y dos en la México. Será algo muy bueno para estar preparado para el próximo año, que será decisivo.

-Tras este éxito y siendo sevillano, ¿se ve como uno de los toreros clave para la próxima Feria de Abril?

-Sí. Le tengo que agradecer a Eduardo -Canorea- lo que hizo al principio por mí. Me dio dos corridas en la Feria de Abril y la de la Feria de Otoño. El tío se echó para delante. Él sabe lo que tiene que hacer y cuando lo vea iré como tengo que ir colocado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios