Liliane Dahlmann. presidenta de la fundación casa medina sidonia

"Me gustaría jubilarme viendo el archivo catalogado"

  • Con un futuro todavía incierto, en vistas de la batalla legal por la herencia de la duquesa, la Fundación acaba de firmar un jugoso convenio con la Junta

La viuda de la XXI duquesa de Medina Sidonia y presidenta de su Fundación, Liliane Dahlmann, en el archivo de la institución que se pretende digitalizar con ayuda de la Consejería de Cultura. La viuda de la XXI duquesa de Medina Sidonia y presidenta de su Fundación, Liliane Dahlmann, en el archivo de la institución que se pretende digitalizar con ayuda de la Consejería de Cultura.

La viuda de la XXI duquesa de Medina Sidonia y presidenta de su Fundación, Liliane Dahlmann, en el archivo de la institución que se pretende digitalizar con ayuda de la Consejería de Cultura. / fito carreto

-¿qué supone para el Archivo de la Fundación Casa Medina Sidonia el convenio que acaban de firmar con la Consejería de Cultura?

-Para la Fundación, y para la historia de esta casa, supone poner una documentación al servicio del mundo gracias a la digitalización de los seis millones de documentos que componen el archivo y subirlos a la Red. Es decir, poner el conocimiento al servicio de la sociedad civil, un conocimiento necesario para entender nuestro presente, para saber dónde vamos y para defender también nuestros derechos, porque un archivo es nuestro DNI, que dice de dónde somos y quiénes somos como sociedad. Así, este acuerdo es un logro que va a sentar precedente pues piense que desde casi la creación de la Fundación, en los años 90, la anterior duquesa Medina Sidonia, Isabel Álvarez de Toledo, intentó en muchas ocasiones llegar a un acuerdo como el que hoy hemos conseguido, pero por una causa o por otra nunca llegó a cuajar ya que emprender una labor de años vista, a veces, supone un esfuerzo económico y de toda índole. Y por fin ha existido esa voluntad política que debería haber existido en vida de la duquesa. Pero bueno, nunca es tarde si la dicha es buena.

-¿Con esos 300.000 euros se digitalizará todo?

-No, no, con eso se va a empezar. Además, ese dinero no va a la Fundación sino que la Consejería hace una encomienda y va directamente al Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH) pues serán los técnicos de esta institución los que van a estar al frente de la digitalización. Y eso es una garantía porque es una institución muy seria y para mí es una tranquilidad porque cuenta con gente muy cualificada y que ya ha trabajado aquí en el inventario de la Fundación y en la restauración de los tapices.

-Hace un mes que han renovado su convenio con Diputación Provincial, ¿también esa subvención de 150.000 euros está destinada a este fin?

-Son dos conceptos distintos. El convenio con Diputación, que es un convenio muy importante, significa el día a día de la Fundación, con ese dinero se paga una serie de sueldos, una serie de gastos de mantenimiento... Pues con nuestro presupuesto propio de la cafetería y la hospedería no alcanza para mantenernos. Y hay que sumar también la subvención que recibimos del Ministerio.

-¿Y cómo es la relación con el Ministerio de Cultura?

-Ha sido muy buena desde los inicios de la Fundación aunque es cierto que había más compenetración e intercambio antes de la crisis. Nos aportaban ideas, nos mandaban poetas para nuestras jornadas de poesía... Hacían aportaciones que, lamentablemente, ya no hacen aunque yo lo achaco a la crisis. Pero sí es verdad que continúan dándonos una subvención todos los años de 55.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios