Cultura

Una gaditana gana la primera convocatoria del premio Darkiss

  • Belén Martínez se hizo con el certamen de carácter nacional con la novela 'Más allá' · El galardón estaba dotado con 10.000 euros y la publicación de la obra dentro de Harlequín Ibérica

Ángeles y demonios, con sus ansias de eternidad y malditismo, estaban llamados a ser los sucesores naturales de las tramas vampíricas en la novela juvenil. Sin embargo, poco tienen que ver los arquetipos tradicionales con los ángeles y demonios que protagonizan Más allá, la novela que le ha valido a la joven gaditana Belén Martínez hacerse con el I Certamen Nacional de Literatura Fantástica Darkiss, organizado por el sello editorial Harlequín Ibérica. La novela, aún en proceso de edición, tiene previsto ver la luz a finales de este año, dentro de la línea Darkiss. Martínez, de veintidós años, se convierte así en la primera autora nacional publicada en la colección.

"Desde hace unos años -explica la autora- tenía una historia sobre ángeles y demonios a medio escribir. Pero no fue hasta el verano de 2008, durante un viaje a la comunidad de Taizé (Francia) que retomé la idea, dándole un giro completamente distinto, y comencé a reescribirla. A partir de ahí, la historia se desarrolló prácticamente sola, y me absorbió de tal forma que al final de aquel verano había conseguido escribir más de la mitad de la novela".

El argumento se sitúa entre el mundo real y un infierno un tanto particular, donde Diletta Mair y Alois Petersen, los protagonistas, han de decidir qué elegir, aun cuando se encuentran en el bando equivocado y son los propios ángeles quienes los persiguen.

"Mentiría si dijera que no tiene algo de toda la literatura fantástica y juvenil que he leído desde pequeña, y que me ha ido formando a lo largo de los años -comenta Martínez-. Creo que todo lo que lees, te influye, para bien o para mal. Así que lo que, a mi juicio, más me ha formado son todas las obras que he leído. Tanto mis estudios como mi profesión tienen que ver bien poco con la literatura, pero mi forma de aprender ha sido leer, leer y leer. Muchos dicen que así es como más se aprende".

Los ángeles y demonios de Más allá apenas guardan relación con lo que nos transmite el imaginario: "Los demonios de está historia no son más que difuntos que se negaron a aceptar su muerte y lograron crear un mundo paralelo al de los vivos -desarrolla la autora-; una realidad que tratan de proteger del ataque de unos ángeles que tampoco tienen nada que ver con las dulces criaturas en las que solemos pensar".

Como símbolos, ángeles y demonios tienen gran fuerza. Y, a veces, los límites parecen difusos entre ambos: los dos son terribles, que diría Rilke. "Ángeles y demonios son un referente constante desde que somos pequeños, y tal vez por eso los encasillamos con mucha facilidad -reflexiona Belén Martínez-. Sin embargo, si indagamos un poco, comprobamos que no todos los ángeles son tan buenos, ni los demonios tan horribles. Al fin y al cabo, Satanás fue un ángel antes de ser condenado. Precisamente, en mi historia intento indagar un poco en este límite borroso, porque no todo es blanco o negro, o bueno o malo. Depende más bien del bando que decidas escoger, o del bando que decida escogerte a ti".

"Creo que la novela presenta una historia ágil, fresca y rápida, que intenta acercarnos a unos seres bastantes desconocidos en la literatura juvenil que se ve hoy en día -continúa-. Y me encantaría que quienes se acerquen a ella consiguieran disfrutar, al menos, la mitad de lo que yo he disfrutado escribiendo, y se olvidaran durante un momento del mundo que les rodea: que la historia los atrapase y no los dejase ir".

Martínez, que reconoce que no puede pasar "ni un día sin escribir" destaca el apoyo de "todos los que han conocido" su afición, especialmente de su hermana: "Que me escogieran para el premio Darkiss -indica- es sólo un empujón que me da aún más ganas de seguir adelante".

Aunque, tal vez, no siempre dentro de los cánones de la literatura fantástica: "Hace un par de meses terminé una novela histórica que ahora estoy corrigiendo, y comenzando otra que vuelve a tener tema fantástico -dice-. Me gustaría probar con más géneros en el futuro, aunque no creo que abandone nunca la literatura fantástica. Al fin y al cabo, fue la que despertó mi pasión por escribir".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios