VI Encuentro Internacional de Guitarra Paco de Lucía Emoción por la Algeciras flamenca del pasado

  • Alicia Carrasco y José Manuel León cumplen con creces su propósito de homenajear a artistas del siglo XX 

Las mejores fotos del concierto Mujer-Klórica en Algeciras Las mejores fotos del concierto Mujer-Klórica en Algeciras

Las mejores fotos del concierto Mujer-Klórica en Algeciras / Erasmo Fenoy (Algeciras)

El espectáculo que ha abierto el VI Encuentro Internacional de Guitarra Paco de Lucía ha impresionado a los más aficionados al flamenco y sorprendido a los que no lo son tanto. Las luces apagadas y un vídeo con los artistas musicales más relevantes y a la vez humildes de la Algeciras del siglo XX ha inundado de emoción el parque María Cristina. Un flechazo inesperado, directo y fulgurante al corazón lanzado por Alicia Carrasco y José Manuel León con su trabajo Mujer-Klórica: los bienes de la tierra. 

Recital flamenco en la apertura del VI Encuentro de la Guitarra Paco de Lucía de Algeciras

El Angoli, Tío Mollino, Pepe El Sevillano, Rafael El Tuerto, Flores El Gaditano, Antonio Sánchez Pecino... Aparecieron en la pantalla y enmudeció el parque, cuyo aforo no se ha llenado esta primera noche pero sí ha vivido un buen ambiente. 

"Son días en los que Algeciras es puerto y puerta de la cultura", había dicho el alcalde de la ciudad, José Ignacio Landaluce, instantes antes para explicar que todos los esfuerzos son pocos para realzar el legado de Paco de Lucía. El Encuentro, que tiene entre sus patrocinadores oficiales a Europa Sur, es uno de los principales y acontecimiento cultural del verano campogibraltareño. 

Alicia Carrasco, fenomenalmente acompañada por León a la guitarra, arrancó con una soleá de El Angoli y siguió luego por tientos de Rafael El Tuerto. En ambos cantes demostró que tiene su propia personalidad cantaora. Es original y diferente, que no es decir poco en los tiempos que corren. Posee poderío en la voz. Y sabe ser la piedra angular -e imperante- de una propuesta cuya percusión es potente e introduce instrumentos audaces para el flamenco, como la trompeta. 

La flamenca dedicó una guajira a la tonadillera Pastora de Algeciras. En este momento subió al escenario la bailaora gaditana Rosario Toledo. Hubo más sorpresas, como el cante ejecutado por Alicia Carrasco mientras caminaba entre los espectadores al tiempo que les repartía rosas blancas. Memorable y bonito. 

Y otra más, el guiño al fandango rural interpretado por el veterano grupo de chacarrá de Tarifa. Fue el instante en que la campiña se metió en el parque. Del campo a la ciudad. Igualmente sorprendente y especial. 

Fueron más muestras de que es posible, como pretenden Carrasco y León con Mujer-Klórica, reconocer a los clásicos y el pasado desde lo nuevo, distinto y sorprendente. Así cobraron el respeto y aplauso del público. Con el mensaje claro de que el flamenco no tiene fronteras temporales ni corsés que lo atenacen. Es posible crecer en libertad. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios