José Carlos Gómez | Guitarrista

“En esta obra quise dejarme llevar por lo que sentía y no ceñirme al flamenco”

  • El guitarrista algecireño saca al mercado su cuarto disco, ‘Pasaje andaluz, un concierto para guitarra y orquesta

  • Discípulo de Paco de Lucía, reivindica de forma permanente su figura

José Carlos Gómez, en una imagen promocional de su nuevo disco. José Carlos Gómez, en una imagen promocional de su nuevo disco.

José Carlos Gómez, en una imagen promocional de su nuevo disco.

–¿Qué es ‘Pasaje andaluz’, el cuarto disco de José Carlos Gómez ¿Qué ha tratado de transmitir con él?

–Es un concierto para guitarra y orquesta con la misma estructura de los conciertos de guitarra clásica, con tres movimientos, pero compuesto e interpretado por un guitarrista flamenco. Creo que lo que refleja este disco es todo lo que he vivido y de todo lo que me he alimentado en los casi 40 años de carrera que ya llevo en esta bonita profesión. Es una obra hecha desde la libertad, donde he podido dejar mi imaginación volar y sólo ocuparme de hacer música, sin ataduras ni cánones a los que ceñirme.

–¿Se entendería su música sin el paisaje andaluz, sin sus raíces personales?

–Hoy menos que nunca. Para componer me alimento de los recuerdos de mi juventud en Algeciras, de la nostalgia de unos años maravillosos donde tuve la oportunidad de convivir con artistas y personas que ya no están y a los que echo mucho de menos. Ha sido una gran suerte nacer en esta tierra y estar cerca de Paco de Lucía, descubrir que tu héroe era de carne y hueso y que era cercano fue algo increíble. Estar tan cerca de esa familia creo que ha sido algo fundamental en mi carrera, además de todos los flamencos con los que crecí que me formaron como artista.

–La obra es para guitarra y orquesta: ¿a qué le ha obligado ese binomio? ¿Hay que renunciar al flamenco si se opta por musicar junto a una orquesta?

–No hay porqué renunciar, pero sí es verdad que es otro lenguaje. El flamenco, sobre todo rítmicamente, resulta mas complicado para un músico clásico, el flamenco en este sentido es muy particular. Pero se han hecho obras flamencas con orquesta muy bien hechas, todo es cuestión de estudiarse y repetir y repetir hasta que salga bien.

En mi caso no quise hacer un concierto muy flamenco, quise dejarme llevar por lo que sentía y no ceñirme al flamenco, aunque se nota que está tocado por un guitarrista flamenco. La única obligación ha sido estar pendiente a la hora de componer, de que iba a haber una orquesta, que tenía que dejarle su espacio y que todo tenía que tener un sentido. Me gusta hacer música que se pueda cantar, que tenga un sentido musical, no me gustan los puzzles.

–En su gira alterna este espectáculo con otros, por ejemplo con los dedicados a Paco de Lucía: ¿ha crecido la demanda sobre el mito después de su muerte?

–No sé si ha crecido la demanda, lo que pasa es que en este país le damos importancia a los artistas cuando ya no están y eso que con Paco tampoco veo que se le hayan hecho muchos honores como él merece. En referencia a los guitarristas y verdaderos aficionados pues… nos ha dejado tan de repente y ha dejado una huella tan grande, que lo tenemos siempre presente y por lo menos en mi caso, cada día analizo más su música y su vida y me parece increíble su paso por este mundo. Para mí ha sido algo muy duro y sentirlo cerca cada día me da mucha fuerza para seguir componiendo. Creo que muy poca gente se ha enterado de quien ha sido realmente don Paco de Lucia.

–En su tierra se acaba de celebrar el Festival Paco de Lucía. Aunque ya no hay remedio, ¿considera que ese festival debió empezar en vida de Paco?

–Por supuesto. Siempre era algo que me pregunté desde muy joven, cómo en la tierra del maestro no había un festival de guitarra. Tiempo tuvieron, porque Paco fue una estrella desde muy joven.

–¿Cómo ve el panorama actual de la guitarra andaluza? Hay festivales, tocaores, creadores.... ¿Es un buen momento, el mejor?

–En lo referente a los guitarristas hay un nivel impresionante, cada uno intentando contar cosas a su estilo. No creo en los que dicen: ya todos suenan a Paco. Eso no es cierto, hay muchas escuelas con el sello de cada lugar y mucha gente con una personalidad diferente. Creo que hay más guitarristas tocando bien que nunca, más cantidad de guitarristas, y que es un momento en que se nos abren muchas puertas sobre todo en el extranjero, esto gracias al esfuerzo que hicieron Paco, Manolo y Serranito, por poner tres ejemplos muy importantes, para abrirnos las puertas a los demás. A nivel creatividad creo que en los años 70 y 80 hubo un pico muy difícil de superar. Ahí hay obras totalmente maravillosas, porque la guitarra no es sólo una demostración de virtuosismo, hay que contar cosas. Por cierto, los festivales flamencos de verano nos siguen cerrando las puertas a los guitarristas solistas, hay cantaores que tienen una agenda interminable y la guitarra solista se tiene que ir fuera de España. Sólo por lo que Paco de Lucia ha hecho por el flamenco en el mundo, siempre debería haber un guitarrista haciendo un par de solos, por lo menos, en cada uno de estos festivales.

–¿Y cómo es el momento personal de José Carlos Gómez?

–Creo que estoy en mi mejor momento, estoy tranquilo, muy motivado. Tengo muchas ganas de hacer cosas y mi cabeza no para. Me levanto a las 7 de la mañana a tocar y dedico todas las horas que puedo del día, es lo que me hace más feliz. El sacrificio y los retos son mi mejor medicina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios