Entrevista Magda Bellotti | Galerista de arte “La cultura es el mejor ejemplo que pueden seguir los políticos para allanar rozaduras”

  • La galerista algecireña ha sido la comisaria de la exposición ‘Vientos de Levante’, que se muestra en la Diputación Provincial y donde participan con sus obras 17 artistas gibraltareños

Magda Bellotti habla en la inauguración de la exposición. Magda Bellotti habla en la inauguración de la exposición.

Magda Bellotti habla en la inauguración de la exposición. / Marcos Piñero

La galerista de arte algecireña Magda Bellotti ha visto cumplido uno de sus ansiados proyectos, el de reunir en una misma exposición a artistas nacidos en Gibraltar. La Diputación Provincial acoge esta exposición, bajo el título Vientos de Levante, donde 17 creadores gibraltareños exponen un grupo de obras de distintos lenguajes, formatos y técnicas.

–En la inauguración de la exposición dio la impresión de que había disfrutado especialmente siendo la comisaria.

–Sí, muchísimo. Claro, es mi trabajo y lo amo, pero he disfrutado además porque era un producto muy ansiado por mí desde hace mucho tiempo. Mi madre era gibraltareña, me he criado allí y era un proyecto que hacía tiempo que quería hacer. También tengo que decir que trabajar con 17 artistas para una exposición es una cosa tremenda (ríe), porque cada artista tiene una personalidad y a veces no es fácil. Hay proyectos que se han hecho específicos para la muestra, había obras que se estaban creando en el momento, en el propio Palacio, y tenía cierta preocupación por que funcionase, que quedase bien en el espacio. La dificultad añadida del proyecto es que cada artista trabajaba en una obra con un formato distinto. Una exposición muy compleja, pero creo que encajó todo muy bien en el espacio.

–Desde fuera se ven 17 artistas de Gibraltar y se piensa que son muchos, ¿cuál fue el criterio de selección de los artistas?

–Efectivamente hay algunos artistas que no han participado y que podrían haber estado; y sí, es verdad que son muchos pero hay que tener en cuenta que algunos de ellos no viven en Gibraltar, sino en Berlín, Londres, París, Madrid…, pero sí que han nacido en Gibraltar. Y el criterio fue hacer una llamada de atención a la gente de Gibraltar, al gobierno y a los propios artistas del potencial que tienen. Porque cuando estás trabajando en un sitio tan cerrado como Gibraltar, a veces tiene que venir alguien de fuera que de repente vea el valor que hay y les diga que tienen una fuerza tremenda. Incluso ellos mismos se han sorprendido, además de que estaban maravillados con el espacio que muchos no conocían.

–Da la impresión de que hay mucho atrevimiento en las obras, muchas piezas rompedoras: ¿es así?

–Sí, lo hay. Por ejemplo en la pieza de Francis Gomila, que se llama Lavado de dinero y es una pieza tremenda, no voy a decir nada más, es muy complicada no sólo en España sino específicamente en Gibraltar donde se está hablando de ello. Una denuncia que hace explícita.

–No se rehúye, se mira cara a cara la realidad.

–Sí, y lo hace también con un poco de ironía, de comicidad, quizás para quitarle un poco de hierro. Sí, son temas complicados. La pieza de Alan Pérez sobre el Brexit, sobre el cierre de la frontera de 1969, sigue siendo muy actual. Hay piezas que molestan, que no son piezas amables. La videoinstalación de Pat Naldi, artista que vive en Londres, que es muy interesante, que se plantea a quién pertenecen estas tierras, es un trabajo tremendo y demoledor. Hace un análisis exhaustivo y es una cuestión bastante incómoda.

Después hay otras piezas mucho más poéticas, como es lo de Nina Danino que es una instalación maravillosa, Meteorología, que ha hecho específica para esta exposición. Los dos vídeos de Diego Porral, uno que habla de la soledad, de la gente mayor, y el otro que habla de un tema terrorífico como el abuso de los curas con la pederastia. Pero los artistas hacen piezas que son amables como la pintura de Paul Cosquieri o los dibujos maravillosos de Patrizia Imossi, que es una preciosidad, pero después es verdad que los artistas tocan a veces cosas muy dolorosas, de máxima actualidad.

–Si esto fuera un tema futbolístico, podríamos decir que habrá partido de vuelta: ¿qué se puede avanzar de la exposición que Diputación llevará a Gibraltar?

–Estamos trabajando en ello. Se trata de llevar a Gibraltar una selección de parte de la colección que atesora la Diputación de Cádiz, una colección de arte contemporáneo extraordinaria que probablemente ni siquiera los gaditanos de la provincia saben el tesoro que tiene Diputación.

–Aquellos años de Aduana…

–Tanto las compras que se hicieron en Aduana como en las ediciones de ARCO. Se compraron algunas cosas realmente importantes y hay una colección de primer nivel. Vamos a llevar una selección de artistas de la provincia de Cádiz añadiendo algunas obras de artistas nacionales e internacionales de primerísimo nivel que están en la colección. Es la idea en la que estamos trabajando.

–De hecho, Diputación tiene un proyecto para crear un centro de arte contemporáneo en el antiguo Instituto del Rosario.

–Claro, pues esa idea la apoyo completamente, porque para eso se ha comprado con dinero público, para disfrute de los ciudadanos. Es verdad que la Diputación de Cádiz, con muy buen criterio, la mayoría de obras las tiene colgadas en los despachos, pero no deja de ser a veces algo que da un poco de pena. Las disfrutan la gente que trabaja allí, pero tienen que tener más alcance. Apoyo ese proyecto, para eso están las colecciones.

–¿Con esta unión de Gibraltar y Cádiz, que ha empezado por la cultura, se están poniendo los cimientos de algo más amplio?

–Claro que sí, por supuesto. En la cultura no hay fronteras, es evidente. La cultura es la mejor manera, es sana, es el mejor ejemplo que pueden seguir los políticos para allanar ese tipo de rozaduras que la propia dinámica va generando. Entonces, quiero pensar que sí. Yo tengo proyectos mucho más ambiciosos para llevar a cabo con Gibraltar y el Campo de Gibraltar, para seguir trabajando en esta línea. La cultura es una baza siempre segura. El retorno en inversión creada es siempre inmediato, un retorno que además se cuantifica y no sólo económicamente, es lo que genera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios