Cultura

La venta de entradas para el concierto en Madrid de los Rolling Stones, colapsada

  • Cientos de personas hacen cola en los puntos de venta mientras internet se bloquea

Ocho minutos en Berlín, 30 en Holanda, una hora en Bélgica y colapso en España. La ingente demanda de entradas para ver a los Rolling Stones el 25 de junio en Madrid, ha provocado el bloqueo de la venta por internet y un reguero de quejas en las redes sociales de los usuarios de la web que las vende.

Si en otras paradas europeas de su gira "14 On Fire Tour" las localidades se agotaron rápidamente, en España la avalancha de peticiones ha sido tal que el sistema informático falló durante casi toda la mañana, dejando a los internautas colgados en interminables colas virtuales.

"Imposible procesar tu petición (superado el número de máximo de usuarios en cola)" o "lamentablemente el sistema no puede procesar su petición" son algunos de los mensajes con los que se encontraban los interesados en adquirir alguna de las 54.000 entradas del aforo del Santiago Bernabéu, con precios que oscilaban entre los 85 y los 225 euros.

Muchos de esos admiradores de sus "satánicas majestades" han canalizado su frustración a través de Twitter, donde las críticas contra la plataforma oficial de venta digital, Ticketmaster, han sido uno de los temas más destacados del día.

Parte de las quejas incidían en que muchas páginas de reventa estuvieran anunciando la disponibilidad de entradas sin problemas, y por supuesto a precios superiores, al mismo tiempo que el acceso al canal oficial era imposible.

Desde la promotora Doctor Music recuerdan que la reventa en España es "ilegal" y advierten de que muchas de esas páginas suelen vender localidades antes de disponer de ellas, lo que puede dar lugar a estafas.

Más pacientes han sido los que han optado por acudir a los puntos de venta físicos -Fnac, Carrefour o Halcón Viajes-. En algunos de ellos, como en la Fnac de Callao, las colas han sido kilométricas.

Mantas, bocadillos y tiendas de campaña se sucedían a las puertas del centro comercial madrileño. Los primeros de la cola llevaban allí plantados desde las ocho de la mañana de ayer. Eso sí, pocos minutos después de la apertura, salieron con la compra realizada.

"Yo veo a Richards y me desmayo", comentaba uno de ellos, que hará su sueño realidad por primera vez el 25 de junio, mientras un compañero, más veterano y calmado, aseguró a Efe que no se ha perdido hasta ahora ninguna de las nueve veces que los Stones han venido a España.

La última gira de Mick Jagger y compañía, "A Bigger Bang", recaló en cuatro ciudades españolas -Madrid, Barcelona, San Sebastián y El Ejido (Almería)- en verano de 2007, cuando no se agotaron las localidades, aunque en total se vendieron más de 150.000.

El Bernabéu acogió en junio de 2012 el concierto de otra estrella rockera, Bruce Springsteen. En aquella ocasión, más de la mitad del aforo se agotó en las tres primeras horas.

Doctor Music, la primera empresa que volvió a organizar conciertos en el estadio del Real Madrid y en el Camp Nou que durante más de 15 años se resistieron a ello, marcó su récord en 2005.

Aquel año agotaron todas las entradas para el concierto de U2 en el Camp Nou (82.000 entradas) en sólo seis horas, y de nuevo en 2008, agotaron dos "Camp Nous" consecutivos con Springsteen.

Está por ver si el eterno eslogan de "podría ser la última vez" que se repite en las últimas giras de los Rolling sigue funcionando y la banda de Jagger y Richards es capaz de llenar el estadio madrileño.

Hasta el momento, desde Ticketmaster no han dado explicaciones sobre el problema, más allá de que se debe al exceso de demanda, y que están trabajando para solucionarlo. Los promotores piden paciencia y desean suerte.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios