Cultura

El claustro de la Fundación pierde el ficus que lo presidía

  • Técnicos de Medio Ambiente evalúan su mal estado aunque tras su corte hay señales de vida

El majestuoso árbol del claustro de la Fundación Municipal de Cultura de Algeciras se vino abajo hace unos días.

Según la alcaldesa accidental, Inmaculada Nieto, venía arrastrando desde hace unos meses una pérdida importante de hojas que sorprendió al personal de limpieza, que fue quien hizo saltar la alarma sobre su estado.

Los técnicos de Medio Ambiente del Ayuntamiento se apresuraron a evaluar la situación del ficus precisando que una parte del árbol permanecía sin vida mientras que la otra sobrevivía. Tras caer por su propio peso, el jardinero mayor cortó el árbol y comprobó que un tronquito contenía savia. "El ficus es una planta muy dura. Con anterioridad se le realizaron podas selectivas pero no ha aguantado. Tenemos la esperanza de que retoñe para que la Fundación recupere una de sus señas de identidad", desveló la responsable de Cultura.

Los que frecuentan las actividades que organiza la Fundación se sorprenden al ver el claustro sin el árbol que le acompañó en conciertos, exposiciones y exaltaciones de la saeta. No obstante, el Hospital de La Caridad no contaba originariamente con el ficus ya que con anterioridad esa zona la ocupó un pozo y un arriate.

La grandeza del ficus era más valorada si cabe en verano cuando el sol castigaba el interior del patio. Ahora el personal de la Fundación confía en que salgan brotes verdes que alberguen la esperanza de su perpetuidad.

Una de las características de las especies de este género y de la familia a la que pertenece es la secreción lechosa llamada látex que segregan al cortar o herir cualquier parte de la planta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios