Cultura

La apertura de las salas de lectura de Jimena y Los Ángeles, inminente

  • El Ayuntamiento contrata una auxiliar de bibliotecas e inicia los trabajos necesarios

Las salas de lectura del casco histórico de Jimena y el núcleo de Los Ángeles abrirán sus puertas de forma inminente, después de que se haya procedido a la contratación de una auxiliar de biblioteca que se encargará de la gestión de ambos centros de forma provisional y que estará en permanente contacto con los responsables de la sala de lectura de San Pablo de Buceite. De esta manera, en la jornada de ayer se iniciaron los trabajos de acondicionamiento de los locales así como del material bibliográfico de los mismos. La ordenación, catalogación y archivo de los fondos llevará aproximadamente una semana, según indicó el concejal de Cultura, Juan José Rondón.

En el caso de la sala de lectura Miguel de Cervantes, situada en la plaza Olof Palme del casco histórico, se ha hecho necesaria también la adecuación de los accesos para personas con discapacidad así como de los servicios públicos. Estas labores, que comenzaron ayer por la mañana, se llevan a cabo por parte de personal de Vía y Obras mientras que el módulo de forja del taller de empleo se encargará de la rotulación del edificio.

La apertura de las bibliotecas del casco histórico y Los Ángeles se había convertido en una prioridad del equipo de Gobierno, toda vez que este servicio se interrumpió hace años, sin que hasta la fecha se contase con ninguna sala de lectura en los mismos.

Finalmente, la reapertura de estos centros se producirá gracias a una subvención concedida por la consejería de Cultura y el esfuerzo económico realizado por el propio Ayuntamiento.

Sin embargo, como apunta el propio Rondón, el plan municipal de apertura de bibliotecas no se quedará sólo en este paso. "Tenemos marcados nuevos objetivos de cara al futuro, como son la renovación de los lotes bibliográficos, la dotación de medios informáticos a las salas, la mejora de los locales y, en el caso de Jimena, la restauración y adecuación de la antigua Fonda La Perla como centro cultural", manifestó.

A partir de ahora, según indicó Rondón, la intención municipal es dotar de vida estos centros para que se conviertan no sólo en un lugar donde buscar información, sino en una zona de encuentro para niños y jóvenes de la localidad. De igual forma se realizarán campañas para animar a los vecinos de Jimena, Estación y San Pablo a hacer uso de las bibliotecas municipales.

El concejal quiso además agradecer a la Asociación de Madres y Padres Los Naranjos de San Pablo la labor que vienen desarrollando en el mantenimiento de la biblioteca de la Junta Municipal.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios