Cultura

Rescatar la memoria de las Pepas del siglo XX

  • 'Las Constituyentes', una cinta de la gaditana Oliva Acosta sobre las 27 mujeres protagonistas de la Constitución del 78, se estrena hoy en el Festival de Cine de Sevilla

La documentación, todo el material, está archivado en diferentes carpetas con un sugerente rótulo: Las Pepas. Así llamaba, cariñosamente y de manera íntima, la realizadora Oliva Acosta a su nuevo proyecto documental que hoy verá la luz en el Festival de Cine Europeo de Sevilla con el nombre de Las Constituyentes, un homenaje, un testimonio histórico, una cinta tan política como emotiva donde toman la palabra "las pioneras de la libertad", las renombra la directora de raíces gaditanas, las mujeres protagonistas del proceso constitucional de 1978.

No sólo hubo padres de la Constitución. "En esta sociedad en la que vivimos estamos más en la percepción de la igualdad más que en la realidad de la igualdad. Hemos avanzado mucho pero queda mucho por hacer, y ellas mismas lo dicen todo el rato durante el largometraje", explica Acosta que ha querido realizar un documental sobre las 27 mujeres que accedieron al Congreso y Senado español tras el periodo franquista, en las elecciones democráticas del 15 de junio de 1977, y que participaron en la elaboración de la Constitución española de 1978, defendiendo activamente la igualdad de derechos entre hombres y mujeres en la sociedad española.

Una cinta con dos "columnas vertebrales", refiere. "Por un lado están las entrevistas con las 14 mujeres, de esas 27, que han querido participar en el documental y, por otro, un encuentro rodado en el Senado entre diputadas y políticas actuales con algunas de las mujeres constituyentes, en un intenso debate", relata.

En la serie de entrevistas, Acosta nos acerca de una manera muy especial, "muy cercana", describe, a cada constituyente participante (Ana María Ruiz Tagle, Nona Inés Vilariño, Belén Landaburu, Soledad Becerril, Amalia Miranzo, Carlota Bustelo, Dolors Calvet, Rosina Lajo, Asunción Cruañes, Virtudes Castro, María Izquierdo, Mercedes Moll Miguel, Dolores Pelayo y Esther Tellado ). "Yo quería que el espectador sintiera ese privilegio que yo sentí al sentarme a hablar con cada una de ellas", anhela la autora que "por eso" vuelca su mirada "en las manos, en los primeros planos" e intenta "nunca tapar su voz con archivos y tener siempre un cuidado exquisito de las localizaciones, de la técnica..."

"Todo se ha cuidado y mimado al máximo con un único objetivo, darles el protagonismo y la visibilidad que se merecen y que se les debía. Porque había que rescatar su memoria y su experiencia", argumenta la realizadora que, ahora, intenta que esos testimonios "lleguen a toda la ciudadanía". Un trabajo en el que se embarca su propia productora, Olivavá, con sede en Chiclana, junto con Canal Sur.

La llegada del exilio de Pasionaria y Alberti, los recuerdos de Asunción Cruañes que cuenta a su nieta la primera vez que pudo votar (con 52 años) o cuando mira a cámara y habla de que las mujeres deben de tomar el poder "honradamente e impecablemente", las declaraciones de Dolores Pelayo que opina que Virginia Woolf se quedó corta pidiendo una habitación para la mujer, ("debimos quedarnos con la casa entera"), entre otras muchas historias, nos acercan a nuestras madres y abuelas políticas "de una manera muy humana, muy viva", acierta Acosta.

Una sensación de verdad que se incrementa cuando Oliva reúne a estas mujeres con políticas de la actualidad de diferente sino político como Bibiana Aído, Carmen Quintanilla, Carmen Calvo, Sara Dueñas, Inés Sabanés, Carmen Alborch o Margarita Uría, entre otras. "Eso costó", reconoce la directora que confiesa que las mujeres pusieron "bastante resistencia" a tener "un encuentro sin moderadora".

Acosta sólo les planteó un tema, la participación de la mujer en política en España. De ahí, cada una podría dar su opinión para que el debate fluyera libremente. "Podría haber salido cualquier cosa, pero funcionó. Yo intenté que comprendieran que era importante que el espectador captara lo que decían y lo que callaban, la naturalidad de elegir el sitio donde sentarse, al lado de quién, que hablaran de los temas y se hicieran las preguntas que les apeteciera... Eso aporta una credibilidad que, además, hoy la política necesita más que nunca", defiende.

A Oliva le gustaría "muchísimo" que Las Constituyentes se pudiera estrenar también en Cádiz capital, "aunque estamos en conversaciones para proyectarla en una sala de El Puerto", asegura. De hecho, fue un encargo del Consorcio Bicentenario, "en tiempo de Malu Juárez, que ha demostrado tener una sensibilidad especial con el tema de la mujer", aprecia, quien enciende la llama de este documental. "Ellos me encargaron un cortometraje sobre el tema y cuando lo terminé me di cuenta que había mucho más que contar, muchas historias", explica la directora que "no ha utilizado ni una sola imagen, ningún tipo de material, del corto para el largometraje", asegura, aunque sí que invitó al Consorcio a participar en este proyecto "pero me dieron la negativa", se lamenta.

Ahora toca mirar adelante. El Festival de Sevilla, los Goya, "bueno, al menos vamos a presentarla a ver qué pasa", y exhibirla "en todos los sitios donde se pueda". Objetivo: visibilidad. Que no es poco.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios