Cultura

Muere Rafael Erosa, el actor que pasó de los Quintero a los Ulen

  • Hizo cine, teatro y televisión. Los Ulen le dedicarán un libro con sus textos que editará Padilla

Sus amigos no estaban preparados para eso. Quien tanto les hizo reír ayer les hizo llorar. Rafael Erosa era un actor de oficio, de entrañas, que trabajó en las dos orillas de la comicidad, en esa falsa dicotomía que los puristas establecen entre el costumbrismo y la vanguardia.

Quienes lo conocieron, lo trataron y lo quisieron lo recuerdan en sus inicios haciendo de galán cómico en la Agrupación Álvarez Quintero, verdadera escuela de la carpintería teatral.

Formó parte del elenco de La Estrella de Sevilla, proyecto del Centro Andaluz de Teatro. Fue uno de los rostros del programa televisivo de Guillermo Summers No te rías que es peor. Era el cocinero de la serie de Canal Sur Castillos en el aire, un reparto que quita el hipo: Paco Tous, Belén López, Paco León, Mari Paz Sayago, José Luis García Pérez, Juanma Lara, Pepe Quero. Con este último coincidió en algunos episodios de Plaza Alta y Arrayán.

Padilla editará próximamente un libro con textos de Los Ulen: El mundo de los simples, Cum Laude, Uvi, que sus compañeros y amigos se lo van a dedicar a Erosa, aficionado a la pintura, devoto de los Gitanos y loco del flamenco "con criterio y sin chovinismo". Otros julios estaban en el festival de teatro de Palma del Río, pero ayer reunió a sus amigos en el tanatorio de San Jerónimo, donde hoy habrá responso.

El tema es reír o llorar. "Era como un niño gigante que tenía un único defecto, que se reía demasiado. "Le daban ataques de risa cuando el gag funcionaba", cuenta uno de sus compañeros que lo dirigió en más de una ocasión. "Tú no te tienes que reír, el que se tiene que reír es el público. Es que yo también soy público". Intervino en películas como Don Juan, mi querido fantasma, Ja me maaten o El equipo Ja.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios