Cultura

Mellaria se suma al rechazo del plan parcial del Consistorio para el cerro de Santa Catalina

  • El equipo de gobierno dice que la actuación permitirá frenar el deterioro sobre el patrimonio

La asociación cultural Mellaria de Tarifa se pronunció ayer en contra del Plan Parcial de Santa Catalina que pretende cambiar la denominación del suelo y por tanto, su función. El PSOE y el IECG ya se manifestaron en contra de la iniciativa municipal.

Mellaria alega que el terreno donde se asienta el castillo y cerro de Santa Catalina está calificado como Bien de Interés Cultural (BIC) y es uno de los máximos referentes patrimoniales de Tarifa. No solo el castillo, la catalogación BIC se extiende también al antiguo fortín inglés (Guerra de Independencia) y a seis búnkeres pertenecientes al sistema defensivo del Estrecho.

La asociación hizo hincapié en que el momento para ejecutar el Plan Parcial no es el oportuno, ya que el paraje se encuentra precintado por decisión judicial, como consecuencia de unos actos vandálicos que atentaban contra su integridad y que ya denunció Mellaria. Asimismo, recordó que la Consejería de Cultura está tramitando la inclusión de los seis búnkeres en el catálogo de Patrimonio Histórico Andaluz. Por este motivo, se imposibilita la alteración de la función del suelo salvo la estipulada en la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía.

Desde Mellaria se pidió que el Plan Parcial contemplara un uso exclusivo cultural y no mercantilista porque pondría en peligro el futuro de este legado. La asociación lo pedía irónicamente preguntando "¿Acaso no cuenta ya nuestro municipio con suficientes establecimientos turísticos y comerciales de todo tipo como para tener que contaminar la zona inmediata del cerro, castillo, fortín y búnkeres de Santa Catalina?". Para Mellaria, está en juego el trasvase a las generaciones futuras de un legado ecológico ubicado en un lugar estratégico.

El Gobierno local, por su parte, defendió ayer la modificación del PGOU emprendida en la zona del cerro de Santa Catalina como una solución administrativa que pretende prever ordenaciones y calificaciones que redunden en la conservación del patrimonio histórico y la puesta en valor del entorno. El alcalde, Juan Andrés Gil animó a los grupos y colectivos a participar en el procedimiento público abierto para la presentación de alegaciones y destacó también el pronunciamiento futuro de las administraciones de Cultura, Medio Ambiente y Costas como garantes añadidos de un procedimiento que se ajusta a las prescripciones vigentes.

Al hilo de las alegaciones presentadas por diferentes colectivos, el Gobierno local quiso recordar que el cambio de calificación en la parcela de instalaciones especiales de Santa Catalina pretende plantear posibles soluciones administrativas para frenar un deterioro del entorno que ya es visible. Gil incidió así en que la protección del patrimonio declarado como BIC se consolidará y asentará con una ordenación que pretende dar respuestas al entorno. "La solución judicial tendrá que decir si el Ayuntamiento en su día se ajustó o no a derecho en sus actuaciones. Pero ese procedimiento que sigue su curso, no tiene que postergar planteamientos que nos ayuden a frenar el deterioro de Santa Catalina", dijo Gil.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios