Cultura

Luis Miguel Casares salva la tarde cortando la oreja del sexto novillo

  • El encierro de 'Los Recitales', que embarcó ocho utreros para El Puerto, fue remendado con dos novillos de Gabriel Rojas y dos sobreros de Torres Gallego

Ganadería. Cuatro novillos de "Los Recitales" y dos, primero y sexto, de Gabriel Rojas. Correctos de presentación, dieron juego variado. De los titulares el de más juego fue el segundo, tercero presentó problemas, el cuarto ofreció buen juego pero vino a menos y quinto, con racita, pero manejable. De los de Gabriel Rojas, el primero fue reservón y con peligro por el derecho y el sexto tuvo nobleza aunque fue más tardo. Novilleros: Sergio Serrano, de agua y oro y nuevo en esta plaza, dos pinchazos, estocada tendida contraria y descabello (SALUDOS TRAS AVISO) y pinchazo y estocada (SALUDOS TRAS AVISO). Diego Hermosilla, que se presentaba con caballos ante sus paisanos vestido de negro con los golpes blancos, tres pinchazos y otro hondo atravesado (PALMITAS EN SOL TRAS AVISO) y media estocada y tres descabellos doblando el novillo sin más agresiones (SILENCIO). Luis Miguel Casares, de grana oro, pinchazo, media perpendicular y siete descabellos (SILENCIO TRAS AVISO) y estocada contraria que asoma y dos descabellos (OREJA). Incidencias. Un cuarto de plaza con viento que molestó a la terna durante la lidia.

Novillada agotadora en la Plaza Real, por lo mucho que duró, por la impericia a la hora de matar con los consiguientes avisos, por el viento, y que además se completó con el susto de la fea voltereta que recibió Sergio Serrano en el primero. Menos mal que el toreo de Luis Miguel Casares, en el último, nos compensó la espera.

Y larga también antes de la lidia: el encierro de Los Recitales fue remendado con dos novillos de Gabriel Rojas. Otra vez se incumplió el reglamento porque a la hora del sorteo no había novillos. Se echaron atrás cuatro novillos de los titulares, dos por exceso de peso y otros dos por trapío no acorde con la plaza. Al día siguiente se rechazaron tres de Gabriel Rojas por lo mismo: las características zootécnicas cortitas para El Puerto.

Total que hubo que completar con dos sobreros de Torres Gallego a las tres y media de la tarde. Quince novillos desembarcados, aquello parecía el desembarco de Normandía.

Y al final, menos mal que Luis Miguel Casares, con decisión y en la última instancia del novillo cierraplaza, cuajó los mejores momentos del festejo al natural y fue recompensado con una oreja, al tiempo que la banda recibía una ovación por la música.

Sergio Serrano, de Albacete, fue cogido por el primero y perdió el sentido al caer al suelo. El traslado a la enfermería, con el torero inerte, sobrecogió a todos. Por ello cuando volvió enrazado a la arena, respiramos aliviados. Fue un novillo reservón, con peligro sobre todo por el lado derecho, oponiéndose el albaceteño con firmeza y nervio, resolviendo la papeleta. Su segundo fue mejor novillo y se desplazó largo en los primero compases. Cuando parecía que aquello iba a romper, se vino abajo el novillo y el torero le buscó la jurisdicción para sacarle los muletazos en corto. Hubo petición aunque la presidenta estimó que no había bastantes pañuelos. Y tuvo razón, porque el público no le hizo dar la vuelta al ruedo.

Diego Hermosilla no estuvo a la altura de su presentación como profesional ante sus paisanos. Dubitativo, se le vio muy verde ante su buen primero. Con el segundo, que tuvo racita aunque creemos que ello no era obstáculo para armar faena, de nuevo aparentó las dudas de quien está falto de recursos, trasladando al tendido una imagen deficiente. Sabemos que torea poco, que hubo viento y que le pudo pesar una oportunidad largo tiempo buscada, pero hay que venir de otra manera a El Puerto.

El primero de Casares, mansón y rajado, que se defendía con arreones, apenas le dio opciones, pero se desquitó con el sexto, con mucho tesón y resolución ante un novillo tardo pero noble que le permitió lucirse por ambos lados en una faena de buenas maneras y creciente. Lo dicho, lo más redondo de la tarde.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios