Cultura

López-Cepero, un hallazgo en el primer libro de la bienal de Canela de San Roque

  • Antonio Conde presenta un estudio sobre el cantaor, que rivalizó con figuras de principios del siglo XX

La presentación del libro sobre López-Cepero. La presentación del libro sobre López-Cepero.

La presentación del libro sobre López-Cepero. / erasmo fenoy

Primera presentación de libro de las cuatro previstas en la II Bienal de Arte Flamenco Canela de San Roque. Su título es José López-Cepero, el poeta del cante. Y el autor, el estudioso Antonio Conde, quién buceó a conciencia en la trayectoria de un cantaor, López-Cepero, que llegó a rivalizar con Don Antonio Chacón y otras figuras del flamenco de principios del siglo XX.

Precisamente la tarde comenzó con una grabación de este artista registrada en 1926. A Conde y su obra lo precedieron Chemi López -cuya editorial La Droguería Music lo ha llevado a las librerías- y el flamencólogo malagueño Luis Soler. "No puedo dejar de recordar cada vez que vengo ni a Canela ni a Agustín Delgado", dijo este último antes de ceder la palabra al padre de esta criatura literaria y flamenca.

Antonio Conde inició su intervención dando paso a un cante por soleá grabado por López-Cepero en 1928 por Casa Herrera.

"Investigué a este cantaor jerezano aunque yo sea de Granada porque vivía en Jerez queriendo estar en una de las cunas y era todo un reto: me dijeron que no lo hiciera porque yo no era de la ciudad y la verdad es que eso, al principio, no me gustó", comentó como anécdota de arranque.

Conde tuvo la suerte-desgracia de que no había muchos datos sobre López-Cepero cuando él se decidió a abordar una tesis que ahora está resumida en el libro.

Fue un cantaor largo y dominador. También muy reservado de carácter y que tuvo que buscarse la vida en las gañanías como muchos otros flamencos de su época. En sus pesquisas, Conde hasta localizó a un hijo del artista aún vivo y que reside en Miami. Una publicación que incluye 50 fotos y 138 cantes en un disco compacto y merece muy mucho la pena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios