Cultura

La Junta dice ahora que a los editores les falta "músculo empresarial"

  • El director de Industrias Culturales insta al sector a usar préstamos reintegrables

El nuevo director general de Innovación y Industrias Culturales de la Junta de Andalucía, Andrés Luque García, ha apuntado que los editores andaluces, con los que ha mantenido ya varias reuniones de trabajo tras el anuncio de la supresión para este ejercicio 2010 de las subvenciones de impulso al sector y a la producción editorial de interés cultural para la comunidad, tienen que "fortalecer su músculo empresarial".

Luque, que asegura ser consciente de que las editoriales se enfrentan a "una situación en términos generales parecida a la de cualquier ámbito empresarial" con respecto a los recortes de las ayudas que el Gobierno andaluz les otorgaba, estima que el sector debe "tener perspectiva global, consolidar mercados locales y lograr un incremento de competitividad". Pese a lo cual reconoce que los editores andaluces mantienen "características específicas", que resume en "su contribución a la difusión cultural y en su escaso músculo empresarial, dos aspectos a tener en cuenta".

Pese a la eliminación de las ayudas, Luque recuerda que se le ha otorgado a los editores la oportunidad de acogerse a una línea de incentivos basados en los fondos reintegrables y apoyos a las pymes, al estar consideradas como industria cultural y por lo tanto ser un sector estratégico para la Junta de Andalucía. En este sentido, reitera que desde la Consejería de Cultura se les ha ofrecido una estrategia de fomento en conjunción con los otros ámbitos de las industrias culturales que "estamos convencidos, puede contribuir a la madurez del sector".

Asimismo, Andrés Luque reconoce que los editores son "conscientes" de la situación, y así se lo han hecho ver en las dos entrevistas que ha mantenido con la Asociación de Editores de Andalucía, en las cuales se ha abordado la realidad empresarial y el diseño de la nueva política de innovación e industrias culturales. Pero, con respecto al uso de los préstamos reintegrables por parte de los editores andaluces, vía que se abrió tras la supresión de las ayudas para compras de libros, lamenta el "escaso" poder que están haciendo de ellos, pues el ámbito de las industrias culturales y creativas es el que menos solicitudes ha realizado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios