Cultura

José Román y Ramón Puyol, un alegato por la vida y por la libertad

  • El profesor de Historia Andrés Bolufer analiza la relación de la obra de tío y sobrino con la Guerra Civil en la Fundación Municipal de Cultura de Algeciras

La Guerra Civil española lo marcó todo, también la manisfestación artística. Con su obra, durante el conflicto, José Román Corzánego realizó un alegato por la vida. El de Ramón Puyol Román fue un alegato por la libertad. Ese el resumen fundamental que se desprendió ayer de la conferencia que ofreció en la Fundación Municipal de Cultura de Algeciras Andrés Bolufer. Una familia en dos frentes: José Román Corzánego y Ramón Puyol Román, tío y sobrino fue el título de la charla sobre estos algecireños ilustres que dio el profesor de historia, en el marco del ciclo Aula abierta, organizado por el museo municipal de la ciudad.

La expresión dos frentes puede conducir a error, pues tanto tío como sobrino defendieron a la Segunda República del ataque del bando nacional. Alude a que José Román vivió la guerra en primera línea, en el Madrid asediado, y Ramón Puyol libró su batalla desde el área ideológica, tanto que se convirtió en una referencia republicana.

En este contexto, explicó Bolufer, Román realizó en 1938 una serie de 18 caricaturas que mostró el profesor en su conferencia. Un año antes, en la Exposición Universal de París, Puyol expuso una colección de diez litografías en las que igualmente se apoyó Bolufer.

Con ello el profesor del instituto El Saladillo abordó cómo la Guerra Civil y parte de la obra de los algecireños están relacionadas.

Bolufer también mencionó en su intervención a un personaje no tan conocido, pero importante, el hijo de José Román, José Román Manzanete. Fundó en Madrid la Escuela de Sanidad Pública, donde se puede encontrar un antecedente de la curación de la salmonelosis.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios