Cultura

Jimena respira música y emoción

  • Comienza el festival de la localidad con un recuerdo a tres personas que lo hicieron grande, José Luis Tobalina, Juan Luis Callejo y Francisco Piñero · Las primeras notas, de la orquesta Manuel de Falla

Comentarios 2

La novena edición del Festival Internacional de Música de Jimena se puso ayer en marcha en el Santuario Nuestra Señora de los Ángeles con la ilusión de sus primeros días intacta y un emocionado recuerdo a tres personas, fallecidas en el último año, que ayudaron a engrandecer el certamen a lo largo de su historia y desde sus parcelas, según destacó el alcalde de la localidad, Pascual Collado. Un sincero aplauso recogieron, donde quieran que estén, el periodista y poeta José Luis Tobalina, que fuera redactor jefe de Europa Sur; Juan Luis Callejo, que era voluntario; y Francisco Piñero, empresario y patrocinador.

Montse Pérez,viuda de Tobalina, leyó un poema inédito del periodista, bellísimo y dedicado a Jimena. "Se enamoró de este festival desde el primer día y se fue enamorando de este pueblo", dijo. Para Collado, el poeta supo en sus crónicas recoger la esencia del certamen.

El alcalde, al que acompañaron, entre otros, el delegado de la Junta en Cádiz, Gabriel Almagro, y la delegada provincial de Cultura, Yolanda Peinado, destacó que el festival ha sabido superar las dificultades económicas de la actual coyuntura y subrayó el enorme potencial que, a su entender, tienen los pueblos de interior.

La orquesta Manuel de Falla ocupó el Santuario tras el acto de inauguración para ofrecer las primeras melodías del certamen. Creada en 1996 por la Diputación de Cádiz, la formación es uno de los clásicos del festival, al que siempre ha acudido.

La Manuel de Falla quiso recordar al compositor austriaco Joseph Haydn, de cuya muerte se cumple este año el bicentenario. Sonaron, por ejemplo, el Concierto para Violonchelo y Orquesta en Do Mayor número 1 o la Sinfonía 97. El Concierto para Violonchelo y Orquesta en Do Mayor número 1 fue compuesto para Joseph Weigl, destacado chelista de la orquesta de Esterházy que dirigía Haydn. Es una pieza que se creía perdida hasta 1961 y que le exige al solista un gran virtuosismo. El de ayer en Jimena fue César Jiménez. Y no pudo faltar una sinfonía de quien es considerado el padre del género. La Manuel de Falla optó por la 97, una de las que componen Las sinfonías de Londres, que el compositor realizó cuando residió en Inglaterra.

El Paseo, corazón del festival, también empezó ayer a respirar música y ambiente, ya entrada la noche. Los cuatro concursantes del certamen de músicos callejeros que se ha organizado por primera vez empezaron a mostrar las cuerdas. Son el acordeonista rumano Juan Albu, que interpreta música tradicional de su país; el granadino Andrés González, rock andaluz con su guitarra; el dúo formado por el francés Enrick 'El Buda' y el tanzano Alvin Alves; y la mexicana Samarcanda Ortiz, baladas y música de autor.

Estos músicos se van a distribuir durante el festival por dos zonas del entorno del Llano y otras tantas en los alrededores del Paseo para ser puntuados por los voluntarios siguiendo las indicaciones del público. El ganador teloneará a Macaco en la madrugada de mañana. También por el Paseo -en la contigua calle San Sebastián- igualmente abrió anoche sus mercancías el mercado andalusí, entre los sones de la banda municipal de la localidad y con doce puestos en los que se pueden conseguir desde semillas exóticas y artesanía a caramelos sin gluten elaborados sobre la marcha.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios