Cultura

Gibraltar corona su gran festival de música con Kings of Leon y Madness

  • Más de 20.000 espectadores disfrutan durante el fin de semana de la fiesta en el Peñón con más de 60 actuaciones en directo

Y por si fuera poco aún quedaba un día más. Después de la resaca musical de bandas estrella como Duran Duran, Little Mix y Estopa, aún quedaba el fin de fiestas del segundo día del Festival de Música de Gibraltar. Quedaba nada más y nada menos que la prestigiosa e internacionalmente conocida banda Kings of Leon. Más de 60 actuaciones entre el sábado y el domingo había previstas entre los cuatro escenarios instalados en torno al campo de fútbol Victoria del Peñón.

Sin duda su éxito, con más de 25.000 espectadores contabilizados, estaba merecido ante una cuidada organización y un cartel digno de los mejores festivales del mundo. Miles de personas se agolpaban en los diferentes escenarios, distinguidos por los géneros defendidos reservando un espacio para los artistas y bandas locales.

La jornada de ayer empezó con grandes nombres desde bien temprano. La banda de Jaén Supersubmarina congregó a miles de espectadores al filo de las cinco de la tarde cuando irrumpió en el escenario principal. Mientras sonaban los ecos de su éxito había quien desafiaba al frío dejándose empapar con cañones de agua pulverizada. No faltaban detalles como una tirolina que cruzaba los escenarios del gran complejo del festival.

El testigo se lo cedió a Ella Henderson que caldeó el ambiente hasta que tomó presencia James Bay, que dejó al público entregadísimo para disfrutar de los esperados Kaiser Chiefs. No dejaron a nadie indiferente y hasta desafió a su integridad acercándose a los primeros puestos del público, recibiendo grandes muestras de cariño. La banda de rock se sumergió en un ambientazo de rock británico bañado por el leve frío ambiental y las nubes que rodeaban al Peñón.

Puntuales a la cita aparecieron Madness, grupo también británico formada a finales de los 70 y que revisó sus clásicos, como aclamaba el público. El telón del escenario principal cayó con Kings of Leon, los estadounidenses eran los grandes, los más esperados, los que engrandieron una edición magistral del festival.

El grupo de rock desarmó lo esperado, envolvió el camino del final de la noche con sus exitosos temas, que son auténticas obras de arte para los cultos del rock. La banda, actualmente de lo más puntero en su género, disfrutó de Gibraltar, de la gente y de la entrega de los asistentes. Daba igual las horas de espera, daba igual si calaba el frío, daba igual porque eran Kings of Leon.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios