Cultura

David Galván consigue la única oreja de la noche en El Puerto

  • El alumno de la escuela jerezana, el más destacado en la primera de 'El Puerto busca un torero'

Lo de Víctor Barrio con el sexto de la noche fue insólito. No lo habíamos visto nunca. Al sonar los clarines se fue al centro del ruedo y allí, a pies juntos, esperó que el eral saliera del toril y lo paró en un quite combinado, por alto y por la espalda, a pies juntos.

La pena fue que la firmeza con la que se empleó ante el sexto, no le sirviera para nada ante el manso y cabeceante eralete de Hermanos Lavi. Esa fue otra de las sorpresas de la noche, ya que se esperaba más de lo que fue un decepcionante encierro de la ganadería portuense venida de "Las Leonas", un compendio de mansedumbre en sus diversas gradaciones: uno huido, otro con genio, otro parado...

Y hubo más sorpresas la noche del sábado: las maneras y concepto de David Galván, al que se le ve con valor y un concepto claro de lo que hay que hacer en la cara del toro y de cara al tendido. Cortó la única oreja de la noche.

Otra sorpresa más, el rigor presidencial denegando trofeos que le valió varias broncas al usía. La experiencia nos enseña que es fácil aguantar el tirón con estos chavales: que sigan igual y no haya bajadas de pantalones y faldas, en el palco y en los corrales, cuando vengan las figuras y sus poderosos satélites.

Y para el marcador, Jesús Vela de la escuela Paquiro de Chiclana, vuelta tras petición; Martín Campanario, de Algeciras, saludos; José Miguel Valiente, de Albacete, aplausos; González Riquet, portuense y alumno de la Escuela de Jerez, vuelta tras petición; David Galván, alumno de San Fernando de la Escuela de Jerez, oreja; Víctor Barrio, de Segovia, saludos. La plaza tuvo un cuarto de entrada en festejo nocturno.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios