Cultura

Cursilería nipona para los Oscars

Drama, Japón, 2008, 130 min. Dirección: Yojiro Takita. Guión: Kundo Koyama. Fotografía: Takeshi Hamada. Música: Joe Hisaishi. Intérpretes: Masahiro Motoki, Tsutomu Yamazaki, Ryoko Hirosue, Kazuko Yoshiyuki.

Es muy significativo que, en una terna en la que también competían títulos de peso y arrojo formal como La clase, de Laurent Cantet, o Vals con Bashir, de Ari Folman, el Oscar a la mejor película de habla no inglesa de este año fuera a parar a la cinta japonesa que nos ocupa. La película de Yojiro Takita, veterano director con más de cuarenta películas a cuestas, concentra las señas de identidad y numerosos tópicos de lo japonés empaquetados para la exportación bajo unos modos blancos y universales que se mueven entre el drama costumbrista con toques de comedia y una abundante sobrecarga sentimental para enternecer los corazones de ese público que gusta de asomarse a culturas ajenas desde el reconocimiento de sus lugares comunes. Con todo, los primeros cinco minutos de Despedidas pudieran hacernos pensar en un cine ritual y trascendental que tendría a Yasujiro Ozu como más claro referente. Es un mero espejismo. En pleno proceso de limpieza de una hermosa joven recién fallecida -la película trata de cómo un joven violonchelista de una orquesta de Tokio se ve abocado a trabajar en una empresa de servicios funerarios de su pueblo natal tras- no tarda en aparecer el chiste, el tono jocoso que nos avisa de los derroteros amables de una cinta que nunca consigue ir más allá de la superficie anecdótica de su argumento sobre el diálogo entre los vivos y los muertos y que se empeña demasiado en evidenciar el carácter tragicómico, por momentos casi caricaturesco, de su criaturas. Así, estas Despedidas no pasan de ser un retrato edulcorado y partidario de la vida en provincias, un cuento para todos los públicos sobre la reconciliación con las raíces y el aprendizaje de los rituales de la muerte y un ingenuo canto a la dignidad del trabajo (bien hecho) y a los valores tradicionales y familiares entre estampas rurales nevadas con bonita música de fondo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios